29 de diciembre de 2014 / 11:04 / en 3 años

Grecia celebrará elecciones tras no lograr elegir a un nuevo presidente

El Parlamento griego no logró elegir el lunes a un nuevo presidente en una decisiva ronda final de votación, lo que deja al país al borde de unas elecciones anticipadas que podrían dar al traste con el programa internacional de rescate que necesita para seguir pagando las facturas. En la imagen, el primer miinstro griego, Antonis Samaras, durante la primera de las tres rondas de la votación presidencial en el parlamento griego, en Atenas, el 17 de diciembre de 2014. REUTERS/Alkis Konstantinidis

ATENAS (Reuters) - El primer ministro griego, Antonis Samaras, anunció la celebración de elecciones generales anticipadas el mes próximo después de que el Parlamento rechazara a su candidato a presidente el lunes, poniendo en duda el rescate internacional del país.

Después de tres rondas de votación, el único candidato, el excomisario europeo Stavros Dimas, se quedó cerca de los 180 votos necesarios, alzándose finalmente con 168 votos, la misma cifra obtenida en la segunda ronda, lo que da lugar a un procedimiento que llevará a la disolución de la cámara.

Samaras anunció de inmediato que se reuniría con el presidente saliente, Karolos Papoulias, el martes para proponer la celebración de unas elecciones parlamentarias el 25 de enero y apeló a los votantes griegos para asegurar que se preserve la estabilidad.

Los sondeos de opinión apuntan a una victoria de los izquierdistas de Syriza, que quieren liquidar una gran parte de la deuda de Grecia y cancelar los términos de un rescate de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional que Grecia aún necesita para pagar las facturas.

“Con la voluntad de nuestro pueblo, en unos días los rescates vinculados a la austeridad serán cosa del pasado”, dijo el líder de Syriza, Alexis Tsipras, tras la votación. “El futuro ya ha comenzado”, añadió.

El resultado deja a los mercados financieros y a los socios de Grecia en la Unión Europea ante semanas de incertidumbre que podrían minar los frágiles signos de recuperación económica y dañar seriamente a las finanzas públicas.

Syriza ha liderado los sondeos durante meses, aunque la ventaja se ha estrechado en las últimas semanas ante el partido conservador Nueva Democracia al que pertenece Samaras. La debilidad de los potenciales socios de coalición de ambos podría conllevar que, sea quien sea quien gane en enero, tendrá dificultades para formar gobierno y podría no sobrevivir mucho tiempo.

MERCADOS VOLÁTILES

Evidenciando la volatilidad potencial de los mercados, el índice de Atenas .ATG cayó un 7 por ciento, mientras que el rendimiento del bono griego a diez años GR10YT=TWEB subió un 9 por ciento, hasta 50 puntos básicos en un día. El rendimiento del bono italiano y español a 10 años subió a máximos diarios hasta un 2,01 y un 1,72 por ciento, respectivamente.

“El resultado de la última votación extiende la incertidumbre política al menos un mes”, dijo Theodore Krintas, responsable de gestión financiera en Attica Bank, en Atenas.

“Uno no puede saber si el resultado de unas elecciones anticipadas será un gobierno viable”

“No pueden tomarse decisiones económicas significativas antes de que haya un nuevo gobierno y eso ya se reflejó hoy en los mercados”, dijo.

Samaras, que ha estado presionando para poner fin de forma anticipada al impopular programa de rescate, adelantó la votación presidencial este mes, apostando por una victoria que aliviara la creciente presión sobre su coalición de Gobierno.

Un equipo negociador de la “troika” tenía previsto retomar las negociaciones en Atenas el mes próximo para dar por concluido el rescate de 240.000 millones de euros y acordar un programa interino posterior.

En un intento de convencer a los socios internacionales, Tsipras ha asumido un tono más moderado recientemente, prometiendo que Grecia seguirá en el euro y negociará un fin al acuerdo de rescate en lugar de renunciar a él de forma unilateral. Sin embargo, ha permanecido fiel a su promesa de revertir muchas de las medidas de austeridad impuestas durante la crisis, como los recortes del salario mínimo o congelando los despidos de funcionarios.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below