23 de diciembre de 2014 / 12:42 / hace 3 años

Las coberturas del crudo pueden tener doble filo para las aerolíneas EEUU

El desplome del precios de crudo está causando grandes dificultades a algunas aerolíneas estadounidenses como Delta y Southwest que tienen que tienen que cambiar su estrategia de cobertura de los carburantes si no quieren incurrir en pérdidas multimillonarias, según fuentes conocedoras de los programas de cobertura. En la imagen, un avión de Southwest Airlines en el Aeropuerto Internacional de Denver el 22 de enero de 2014.Rick Wiking

NUEVA YORK (Reuters) - El desplome del precios de crudo está causando grandes dificultades a algunas aerolíneas estadounidenses como Delta y Southwest que tienen que tienen que cambiar su estrategia de cobertura de los carburantes si no quieren incurrir en pérdidas multimillonarias, según fuentes conocedoras de los programas de cobertura.

En teoría, las aerolíneas están entre los primeros beneficiarios del declive del precio del crudo ya que el petróleo supone el principal coste variable de las aerolíneas al representar un tercio o más de los gastos totales de explotación.

Pero en la actualidad, compañías como Delta Air Lines (DAL.N) o incluso Southwest Airlines (LUV.N), conocidas por tener exitosos programas de cobertura que fijaron precios de carburante baratos antes de que subieran hace una década, ven como los costes de estas coberturas se están comiendo parte de los beneficios de un carburante barato.

Esto se debe principalmente a que han implementado arriesgadas estrategias de cobertura, entre ellas contratos de cobertura sin coste, que implican la venta de opciones que dan buenos resultados cuando el precio del petróleo baja y permite emplear los ingresos de estas ventas para cubrirse contra futuras subidas, según tres personas conocedoras de estos programas. Pero en el caso contrario, con precios en caída libre, estas coberturas aumentan las obligaciones financieras contraídas por las aerolíneas con la banca y los intermediarios.

Las aerolíneas han mantenido una serie de reuniones con ejecutivos de aerolíneas, intermediarios y consultores, dijeron las fuentes que pidieron mantener el anonimato por la naturaleza sensible de estas discusiones.

Tras el rápido desplome del precio del petróleo, las aerolíneas tienen ahora seguros caros contra eventuales altos costes del combustible que ya no necesitan al tiempo que se posicionaban con sus opciones contra nuevos descensos, lo que provocarles pérdidas importantes.

El portavoz de Southwest Chris Mainz dijo que las reuniones eran rutinarias, aunque los rápidos cambios del mercado han exigido una atención más estrecha.

"Seguimos beneficiándonos de unos precios del carburante en descenso", dijo en un correo electrónico. "Obviamente, vamos a movernos más deprisa cuando el precio caiga en el rango del 40 por ciento. (Nuestro equipo de carburante) ha estado muy activo en la gestión de nuestra cartera para responder a los cambios que estamos viendo en el mercado".

El portavoz de Delta, Trebor Banstetter, dijo que la aerolínea con sede en Atlanta no estaba sorprendida por la caída y que se había preparado para cumplir sus obligaciones financieras en caso necesario.

UNA BENDICIÓN PARA LOS RIVALES

Southwest, Delta y otras compañías que las fuentes no quisieron nombrar se beneficiarán de la caída en los precios del petróleo porque sólo cubren una parte del carburante que compran. Southwest, por ejemplo, prevé cubrir sólo el 20 por ciento de su consumo de carburante con contratos de cobertura en este trimestre.

Delta espera una ganancia de 1.700 millones de dólares por el bajo precio del petróleo en 2015, a pesar de unas pérdidas de coberturas estimadas en 1.200 millones de dólares.

Pero su rival American Airlines (AAL.O), que no ha suscrito contratos de cobertura desde finales de 2013, conseguirá un impulso mayor en sus beneficios.

Consultores del sector dicen que las aerolíneas con coberturas tienen pocas opciones ante la caída del precio, entre ellas la venta de posiciones a futuro sobre el crudo o sobre el carburante para aviones, el cambio de los precios de cobertura o la venta de activos como aviones.

Todavía no está claro lo que planean exactamente las aerolíneas, señalaron personas próximas a las discusiones.

La falta de requisitos de divulgación hace prácticamente imposible saber cómo o cuándo han hecho las coberturas las aerolíneas y ninguna quiso detallar sus estrategias.

Las operaciones tipo "collar" resultaron muy adecuadas para el mercado cuando los precios del petróleo rondaban los 100 dólares por barril durante la mayor parte de los últimos cuatro años, permitiendo a las compañía limitar el coste del carburante a un coste ínfimo o inexistente, dijeron analistas.

"Las coberturas (sin coste) son una estrategia eficaz que funciona mejor cuando los precios fluctúan dentro de una horquilla", dijo John Saucer, vicepresidente de análisis en Mobius Risk Group. "Pero se transforma en un animal completamente distinto cuando el mercado va contra eso".

En sus informes trimestrales de octubre, Southwest y Delta dijeron que tenían una combinación de opciones y permutas a precio fijo.

Southwest también explicó que las operaciones 'collar' entrañan más riesgo que las opciones de compra a precio determinado (purchased call options) porque sus obligaciones suelen ser mayores cuando los contratos vencen.

La mayor aerolínea de bajo coste del mundo dijo que la caída del 25 por ciento en los precios del crudo desde el 30 de septiembre probablemente le obligaría a pagar 615 millones de dólares en garantías en efectivo, garantías en aviones y cartas de crédito.

Delta dijo que pagaría 800 millones de dólares a terceros si el precio del petróleo baja un 20 por ciento entre el 1 de octubre de 2014 y el 31 de diciembre de 2015. El crudo Brent LCOc1 ya se ha derrumbado un 36 por ciento desde entonces hasta los 60 dólares por barril.

Estas coberturas pesan además en los costes de su consumo de carburante futuro.

A los precios actuales, Southwest dijo que espera mantener sólo unos 80 centavos de ahorro por cada dólar que baje el precio del crudo, mientras que Delta calcula esta cifra en unos 65 centavos. Sin embargo, American cosechará completamente el beneficio de un carburante barato.

Y cada centavo cuenta, Delta ha dicho que un cambio de un centavo en el precio del barril de petróleo equivale a 40 millones de dólares para la aerolínea.

Información de Catherine Ngai y Jeffrey Dastin en Nueva York, editado by Tomasz Janowski, traducción de Jose Elías Rodríguez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below