9 de diciembre de 2014 / 14:53 / en 3 años

OCDE: Reducir la desigualdad impulsaría el crecimiento económico

PARIS (Reuters) - Las medidas tomadas por los gobiernos para reducir la desigualdad entre sus ciudadanos ricos y pobres ayudarían a impulsar el crecimiento económico, dijo el martes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Las medidas tomadas por los gobiernos para reducir la desigualdad entre sus ciudadanos ricos y pobres ayudarían a impulsar el crecimiento económico, dijo el martes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. En esta imagen de archivo, José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, gesticula durante una sesión en el foro de Davos el 23 de enero de 2014. REUTERS/Ruben Sprich

El centro de estudios con sede en París escribió en un informe que la desigualdad tenía un “impacto negativo y estadísticamente significativo” sobre el crecimiento, puesto que una creciente brecha entre ricos y pobres esconde habitualmente una caída de los ingresos para todos, menos para los grupos más ricos.

“El mayor impacto único sobre el crecimiento es la creciente brecha entre la clase media baja y los hogares pobres comparados con el resto de la sociedad”, dijo el informe, basado en 30 años de datos combinados de países desarrollados y altamente desarrollados.

“Así que las políticas para reducir las desigualdades de ingresos no sólo deben perseguirse para mejorar los resultados sociales, sino también para sostener el crecimiento a largo plazo”, agregó.

Para reducir la desigualdad, los países deben invertir en educación y redistribuir la riqueza mediante impuestos y otras transferencias, agregó.

El informe sostuvo que no había hallado evidencias de que las políticas redistributivas dañaran el crecimiento si estuvieran bien diseñadas e implementadas.

El impacto económico de la desigualdad ha centrado el interés este año después del exitoso libro del economista francés Thomas Piketty, que argumentó que la brecha entre ricos y pobres había crecido durante décadas en Occidente.

La OCDE dijo que durante las dos décadas transcurridas hasta la desaceleración de 2009, la tasa acumulativa de crecimiento habría sido de 6 a 9 puntos porcentuales mayor en Italia, Reino Unido y Estados Unidos si no se hubiera ampliado la desigualdad de ingresos allí.

Por el contrario, mayores niveles de igualdad ayudaron a impulsar el Producto Interior Bruto (PIB) per cápita en España, Francia e Irlanda antes de la crisis.

En la mayoría de los países desarrollados la brecha entre los ricos y los pobres alcanzó su mayor nivel en 30 años en 2014, con el 10 por ciento más rico de la población ganando 9,5 veces los ingresos del 10 por ciento más pobre, escribió la OCDE.

La brecha ha ido ampliándose desde la década de 1980, cuando el segmento más rico ganó siete veces lo que obtuvo el más pobre.

Sin embargo, el impacto negativo mayor sobre el crecimiento no provino del incremento de los mayores ingresos sino de la ampliación de la brecha entre los hogares de bajos ingresos y el resto de la población, agregó.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below