11 de septiembre de 2014 / 8:00 / en 3 años

La inflación china se enfría más que lo previsto en agosto

La inflación al consumidor de China se enfrió más que lo esperado en agosto, una prueba más de que la economía está perdiendo impulso, pero los economistas están divididos sobre si Pekín utilizará el espacio adicional para anunciar nuevas medidas de estímulo. En la imagen, un hombre mira precios en un supermercado en Hefei, en la provincia china de Anhui, el 11 de septiembre de 2014. REUTERS/Stringer

PEKÍN (Reuters) - La inflación al consumidor de China se enfrió más que lo esperado en agosto, una prueba más de que la economía está perdiendo impulso, pero los economistas están divididos sobre si Pekín utilizará el espacio adicional para anunciar nuevas medidas de estímulo.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) subió un 2,0 por ciento en agosto respecto al mismo mes un año atrás, dijo el jueves la Oficina Nacional de Estadísticas, incumpliendo las expectativas del mercado de un 2,2 por ciento y por debajo del 2,3 por ciento de julio.

El Índice de Precios al Productor (IPP) cayó un 1,2 por ciento, por trigésimo mes consecutivo, debido a que las débiles condiciones económicas siguen arrebatando a las compañías chinas el poder de fijar los precios.

El mercado esperaba una baja de un 1,1 por ciento del IPP, después del descenso de 0,9 por ciento en julio.

En una base mensual, la inflación a los consumidores llegó a un 0,2 por ciento en agosto, según la Oficina Nacional de Estadísticas. Eso fue la mitad de lo que los economistas habían esperado.

En momentos en que la inflación al consumidor se ubica muy por debajo del techo oficial anual del 3,5 por ciento, el Gobierno y el banco central tienen margen para proporcionar nuevos estímulos a la economía si es necesario - pero la pregunta es si bombear más dinero en el sistema ayudará a la economía o la entorpecerá.

“Debido a que la inflación de China continúa la tendencia a la baja, creemos que el riesgo de deflación está aumentando y que China necesita relajar aún más su política monetaria”, dijo Zhou Hao, economista de ANZ en Hong Kong, lo que refleja un punto de vista extendido.

“Más importante aún, la debilidad de la inflación del IPP indica que los tipos de interés reales que enfrentan las empresas se han fortalecido incluso en medio de la desaceleración económica, lo que probablemente reducirá sus márgenes de ganancias con el tiempo”, agregó.

Pero otros economistas piensan que las autoridades van a esperar y ver si las medidas de estímulo anunciadas a principios de año surten efecto.

Bill Adams de PNC sostuvo que las bajas tasas de desempleo significan que Pekín no tendrá que hacer mucho.

“La inflación está bien controlada, y los datos públicos limitados sobre la dinámica del mercado laboral sugieren un bajo desempleo continuo”, escribió en una nota de investigación, agregando que las señales de una inflación robusta en los precios de los servicios, tales como la fabricación y reparación de viviendas, reflejan una sólida tasa de empleo.

“Los datos de agosto disponibles hasta el momento -los datos del IPC y el IPP, PMIs y las cifras comerciales- insinúan que el crecimiento del PIB real está cobrando fuerza en el tercer trimestre de 2014, y sugieren que una nueva ronda de estímulo del Gobierno es poco probable en 2014”, agregó.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below