27 de agosto de 2014 / 15:38 / hace 3 años

La crisis de Ucrania fuerza a reconsiderar el gasto europeo en defensa

Las acciones del presidente ruso Vladimir Putin en Crimea y el este de Ucrania pueden conseguir lo que varios secretarios de Defensa de Estados Unidos no han logrado: persuadir a los miembros europeos de la OTAN a gastar más en sus fuerzas armadas. En la imagen, un vagón cargado con un carro de combate en una estación de tren en Kamensk-Shakhtinsky, Rusia, el 23 de agosto de 2014. REUTERS/Alexander Demianchuk

BRUSELAS (Reuters) - Las acciones del presidente ruso Vladimir Putin en Crimea y el este de Ucrania pueden conseguir lo que varios secretarios de Defensa de Estados Unidos no han logrado: persuadir a los miembros europeos de la OTAN a gastar más en sus fuerzas armadas.

La crisis de Ucrania ha sido una prueba de realidad para los países de la OTAN que pensaban que no podían afrontar una amenaza militar acuciante tras el derrumbe de la Unión Soviética.

Tras años de profundos recortes en defensa, en parte forzados por la crisis económica, hay muestras de que algunos países de la OTAN, particularmente los del centro y este del continente, están dispuestos a aumentar el gasto en defensa, o al menos dejar de reducirlo.

Algunos, alarmados por las acciones de Rusia en Ucrania, que no es miembro de la OTAN, están adelantando sus compras de armamento.

Estados Unidos, potencia dominante de la OTAN, ha aprovechado la crisis de Ucrania para plantear de nuevo su argumento de que los aliados europeos deben gastar más en su propia defensa. Está presionando para alcanzar un compromiso formal en la cumbre de la OTAN del 4 y 5 de septiembre en Gales.

“Espero ver un compromiso común a un incremento gradual en las inversiones en defensa”, dijo el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, a Reuters en una entrevista este mes.

“No será fácil porque muchas naciones aún están teniendo dificultades con sus economías y sus enormes déficits (..) pero lo que ha ocurrido en Ucrania es una llamada de atención y un recordatorio de que no podemos dar por garantizada la seguridad”, añadió.

En los últimos cinco años, según Rasmussen, Rusia ha incrementado su gasto en defensa en un 50 por ciento, mientras que los aliados de la OTAN de media han reducido el suyo en un 20 por ciento.

UN ASUNTO CANDENTE

Antes de la reunión entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y los otros 27 dirigentes de la Alianza, ha habido negociaciones en la sede de la Alianza en Bruselas sobre cuál será el compromiso.

“El texto actual probablemente sea el asunto más candente en la sede de la OTAN”, dijo un alto cargo de la Alianza.

Se espera que los líderes prometan que, a medida que sus economías se recuperen de la recesión económica más profunda desde los años 30, incrementen su gasto en defensa, según los diplomáticos de la OTAN.

También se espera que vuelvan a comprometerse con el antiguo objetivo de la OTAN de que los aliados deberían gastar el equivalente al 2 por ciento de su Producto Interior Bruto en defensa.

En 2013, sólo cuatro de los 28 miembros de la OTAN - Estados Unidos, Reino Unido, Grecia y Estonia - cumplieron ese objetivo. Aunque también está recortando su presupuesto en defensa, Washington representa más del 70 por ciento del gasto militar total de los aliados.

Los 26 países europeos de la OTAN gastaron casi 270.000 millones de dólares en defensa en 2013, una cantidad que aun siendo enorme es criticada por quienes afirman que algunos países europeos destinan demasiado en salarios y pensiones y no suficiente en equipos modernos y fuerzas de despliegue.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below