8 de agosto de 2014 / 11:42 / en 3 años

El rally de las eléctricas españolas depende de Ucrania

La falta de exposición de las eléctricas españolas al gas ruso podría dar un nuevo impulso a su cotización dado el aumento de las tensiones entre Moscú y Ucrania, pese a que acumulan ya un rally de 12 meses que las ha situado en precio frente a sus competidoras europeas. En la foto, un avión de Iberia sobrevuela unas torres eléctricas en las afueras de Madrid el 23 de diciembre de 2013. Reuters/Paul Hanna

MADRID (Reuters) - La falta de exposición de las eléctricas españolas al gas ruso podría dar un nuevo impulso a su cotización dado el aumento de las tensiones entre Moscú y Ucrania, pese a que acumulan ya un rally de 12 meses que las ha situado en precio frente a sus competidoras europeas.

Pese a las abruptas caídas de esta semana, las eléctricas españolas todavía doblan la subida de sus homólogas europeas durante el último año.

El rally ha sido espoleado por la mayor claridad respecto a la regulación del mercado doméstico y por una rentabilidad baja de la deuda soberana española, que hace más atractivos los elevados dividendos que ofrecen las eléctricas españolas.

Aunque la continuación de esta tendencia depende mucho de qué ocurra entre Ucrania y Rusia, que es el mayor proveedor de gas al norte de Europa. España, por su parte, toma la mayor parte del gas de Argelia.

Después de que occidente imponga sanciones a Rusia por su apoyo a los separatistas del este de Ucrania, Rusia ha contraatacado con la prohibición de la importación de la mayoría de productos alimenticios, y algunos analistas temen que la disputa comercial pueda extenderse al sector eléctrico.

“Si las cosas van peor en Ucrania, hay inversores que pueden ver a las eléctricas españolas como mas seguras que las europeas”, afirma Álvaro Navarro, analista de Intermoney Valores.

REGRESO CON FUERZA

Justo hace dos años, las eléctricas españolas estaban a la cola del índice de STOXX Europe 600.

Pero desde entonces, España se ha recuperado tras haber estado a punto de verse obligada a pedir un rescate internacional y ha dado pasos definitivos para resolver el multimillonario déficit de tarifa que pesaba sobre el sector tras años de vender energía a precios regulados que no cubrían las subvenciones para las renovables y otros costes.

La reforma, que ha supuesto mayores impuestos y el recorte de las subvenciones, ha erosionado los beneficios de las eléctricas y amenazado su fortaleza financiera y las compañías han vendido activos para lograr ingresos, crecido fuera y reestructurado sus finanzas.

“Por fin hay visibilidad regulatoria, sobre dividendos y flujos de caja y con el bono en mínimos históricos las compañías están aprovechando para refinanciar la deuda”, agregó Navarro.

MEDIR LOS RIESGOS

En España, las eléctricas también han superado el comportamiento de los índices de referencia, aunque eso ha dado señales de cambiar en agosto con los inversores atentos a otros sectores que habían evitado durante la larga crisis financiera.

Las acciones de Endesa cotizaban a alrededor de 26,62 euros el viernes, por encima del precio medio de los analistas de 26,50 euros, mientras que Iberdrola estaba en línea con su precio objetivo medio de 5,34 euros. Las acciones de Gas Natural cotizaban en torno a 21,52 euros, también cerca del precio objetivo de 22,73 euros.

“Si eres mas conservador, ya están en su precio”, dijo otro operador que pidió no ser mencionado por la política de su compañía.

“Pero si los inversores siguen alcistas y deciden ignorar los riesgos de la todavía débil demanda de energía y la exposición al efecto divisa en Latinoamérica, todavía podrían subir. Y Ucrania será clave”, añadió.

La demanda eléctrica, que se hundió durante la larga recesión, ya ha alcanzado niveles previos a la crisis con la vuelta a un crecimiento económico sostenido que sugiere que podría mantenerse a medio plazo.

Y las compañías se han diversificado en Latinoamérica para contrarrestar las dificultades en el mercado doméstico pero la debilidad de las divisas frente al euro en países como Brasil y Colombia han dañado sus beneficios del primer semestre del año.

La mayoría de los analistas tienen recomendaciones de mantener en Endesa y Gas Natural, pero están divididos respecto a Iberdrola, que está invirtiendo en el negocio regulado de redes y en energías renovables fuera de España.

“En un mercado donde la geopolítica puede provocar un vuelco, estamos a favor de casos de inversión claros y estables. Iberdrola entra ahora en esa categoría, con una de las estrategias más claras y visibles de las eléctricas europeas”, afirmó Deutsche Bank, que tiene recomendación de compra en el valor.

Goldman Sachs es más pesimista, otorgando una recomendación de venta sobre el valor.

“Creemos que la fuerte correlación entre el precio de Iberdrola y la rentabilidad del bono español no tienen en cuenta los todavía débiles fundamentales de la demanda y los precios de la electricidad en España”, dijo en una nota a clientes.

Podría haber más oportunidades en el operador de la red de gas española Enagás que, pese a cotizar en máximos históricos, ofrece una de las mayores rentabilidades por dividendo de sus competidores con un 5,5 por ciento, en comparación con el 2,6 por ciento que paga la deuda pública a 10 años.

Las acciones todavía cotizan ligeramente por debajo de su precio objetivo medio de 25 euros y la mayoría de los analistas recomiendan comprar el valor.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below