4 de agosto de 2014 / 13:12 / en 3 años

Esperanza entre las ruinas: Gaza busca ayuda para la reconstrucción

La reconstrucción de Gaza, donde los intensos bombardeos israelíes en una guerra contra los islamistas han provocado una amplia destrucción y causado el desplazamiento de medio millón de personas, costará al menos 6.000 millones de dólares, dijo el viceprimer ministro palestino. En la imagen, una mujer palestina pasa junto a edificios destruidos en Beit Lahiya, en el norte de la franja de Gaza, el 3 de agosto de 2014. REUTERS/Finbarr O'Reilly

GAZA (Reuters) - La reconstrucción de Gaza, donde los intensos bombardeos israelíes en una guerra contra los islamistas han provocado una amplia destrucción y causado el desplazamiento de medio millón de personas, costará al menos 6.000 millones de dólares, dijo el viceprimer ministro palestino.

Esta vez, dijo Mohammed Mustafa, los palestinos esperan que los futuros donantes hagan buenas sus promesas de ayuda. En 2009, sólo llegó una porción de los casi 5.000 millones de dólares de los fondos prometidos en una conferencia internacional después de tres semanas de guerra entre Israel y Hamás, que gobierna en Gaza.

“Cuando se alcance un alto el fuego, tendremos que solucionar el inmediato problema de realojar a quienes perdieron sus casas”, dijo Mustafa a Reuters. “Según nuestras estimaciones, podrían alcanzar las 400.000 personas”, dijo.

El Gobierno con sede en Cisjordania del presidente palestino, Mahmud Abas, ya se ha puesto en contacto con Estados Unidos, la Unión Europea, estados árabes y el Banco Mundial para celebrar una cumbre de donantes después de que callen las armas, dijo Mustafa.

Catar, uno de los principales aliados del grupo islamista Hamás, podría contribuir generosamente a los esfuerzos de reconstrucción. El año pasado, el rico estado árabe del golfo Pérsico comenzó a ejecutar obras de proyectos en la franja de Gaza con un coste superior a los 400 millones de dólares.

Un responsable catarí contactado por Reuters en Doha dijo que su país estaría preparado para dar dinero con fines humanitarios, pero no directamente a Hamás.

La destrucción en el actual conflicto, ahora en su cuarta semana, es más amplia que en 2009. Los escombros - entre ellos de hogares y fábricas alcanzadas por los bombardeos israelíes y reconstruidas después de la guerra de hace cinco años - se extienden a casi cada calle en ciudades, pueblos y campos de refugiados del enclave densamente poblado de 1,8 millones de personas.

“Es necesario reconstruir 100.000 viviendas”, dijo Mustafa, añadiendo que el consejo de Gobierno palestino comenzó a evaluar los daños y que la cifra de 6.000 millones de dólares sólo era una estimación inicial.

Después de la guerra entre diciembre de 2008 y enero de 2009, los gobiernos occidentales designaron a Hamás como un grupo terrorista por su rechazo a reconocer a Israel o de renunciar a la violencia, lo que bloqueó los fondos de los donantes.

Pero el escenario político palestino ha cambiado recientemente de modo que puede facilitar la llegada de ayuda, especialmente desde que Occidente expresó su alarma creciente por el alto número de civiles muertos y la escala de la destrucción.

Hamás - que tomó Gaza en una breve guerra civil en 2007 - y la organización de Abas firmaron en abril un acuerdo de reconciliación que llevó a la formación de un Gobierno de unidad.

“Atraer dinero debería ser más fácil ahora a través del Gobierno de unidad. Las excusas del pasado de los donantes, como la división interna (de los palestinos), ya no son válidas”, dijo Maher al Taba, de la Cámara de Comercio de Gaza.

Los grupos de derechos humanos dijeron que al menos 520.000 personas han sido desplazadas por las hostilidades. Muchos encontraron refugio en escuelas dirigidas por la ONU, algunas de las cuales fueron atacadas por fuego israelí, mientras que otros han buscado las casas de sus parientes y viven en la calle.

Si la popularidad de Hamás en Gaza sufrirá por el impacto de las hostilidades sigue siendo una pregunta sin respuesta.

Sus ataques con cohetes de largo alcance hacia Israel - la mayoría interceptada por el sistema antimisiles Cúpula de Hierro - y las infiltraciones en túneles que han llevado a algunas muertes de militares israelíes, han sido abiertamente celebradas en las calles de Gaza.

Más de 1.790 palestinos, la mayoría de ellos civiles, murieron en los combates, según responsables sanitarios de Gaza, frente a los alrededor de 1.400 muertos en la guerra de 2008-09. Israel, que contó 13 muertos entonces, dice que 64 de sus soldados y tres civiles han muerto esta vez.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below