11 de julio de 2014 / 10:28 / en 3 años

Passos Coelho intenta dar garantías sobre Espirito Santo

LISBOA (Reuters) - El Gobierno y el banco central portugués trataron de dar garantías a los inversores sobre el sistema financiero del país, con el objetivo de despejar los temores sobre el efecto contagio de los problemas en el imperio empresarial de Espirito Santo.

Las pérdidas en créditos al imperio empresarial de su familia fundadora no pondrán a Banco Espirito Santo (BES) en riesgo de que se quede sin suficiente capital, dijo el banco el jueves por la noche. En la imagen de archivo, un habla por el móvil mientras pasa ante una sucursal de banca privada de Espirito Santo en Pully, Suiza, el 11 de julio de 2014. REUTERS/Denis Balibouse

“Es importante que los inversores portugueses y extranjeros... mantengan la calma sobre el banco y nuestro sistema financiero y bancario”, dijo el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho a periodistas en Lisboa.

Las recientes revelaciones de irregularidades financieras en la red empresarial de la familia que controla el principal banco cotizado de Portugal, Banco Espirito Santo (BES), plantearon dudas sobre pérdidas potencialmente desestabilizadoras en el banco y otras empresas en la órbita de la familia.

Esas preocupaciones provocaron una pronunciada caída de los mercados mundiales el jueves, impulsando la rentabilidad de los bonos y reviviendo los recuerdos de la crisis de deuda en la región: algunas empresas aplazaron sus operaciones de financiación, planeadas durante mucho tiempo.

En un comunicado el jueves por la noche, BES insistió en que cualquier pérdida por los 1.150 millones de euros de exposición al holding no lo pondrán en riesgo de quedarse sin suficiente capital.

El comunicado calmó parcialmente el viernes los temores del mercado en Portugal y otros lugares. Los mercados europeos cotizaban al alza e Italia pagó una rentabilidad mínima en una subasta de bonos, ahuyentando las dudas que habían pesado sobre el mercado de renta fija en la última semana.

El índice PSI portugués subía un 0,76 por ciento a las 1455 GMT. Las acciones de BES abrieron con una subida del 11 por ciento cuando se reanudó su cotización, aunque luego se comportaron de forma irregular, cambiando de tendencia en varias ocasiones. A las 1455 GMT caían un 5,3 por ciento.

El mercado estaba inquieto porque muchas preguntas continuaban sin resolverse.

El jueves, Espirito Santo Financial Group, que tiene una participación del 25 por ciento en BES y es su mayor accionista, pidió que las acciones se suspendieran el jueves debido a “dificultades materiales” en su propio accionista mayoritario, Espirito Santo International (ESI).

BES dijo el jueves por la noche que está “esperando la publicación del plan de reestructuración de Espirito Santo Group con el fin de evaluar las posibles pérdidas relacionadas con su exposición”. Se espera que este se entregue en breve.

El comunicado del banco también daba un desglose muy detallado de su exposición a otras empresas del grupo Espirito Santo, revelando niveles ligeramente más altos de exposición que los revelados en una teleconferencia el 30 de junio.

(Gráfico: reut.rs/1lYy4E7)

Información de Laura Noonan; traducido por Tomás Cobos y Emma Pinedo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below