16 de junio de 2014 / 14:12 / hace 3 años

Durao Barroso critica el papel de España en la crisis financiera

El presidente saliente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, criticó el lunes el papel desempeñado por el Banco de España en la crisis del sector financiero nacional que desembocó en un rescate de 42.000 millones en 2012. En la imagen, Durao Barroso en Bruselas en una fotografía de archivo de 2011. REUTERS/Sebastien Pirlet

SANTANDER (Reuters) - El presidente saliente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, criticó el lunes el papel desempeñado por el Banco de España en la crisis del sector financiero nacional que desembocó en un rescate de 42.000 millones en 2012.

Durao Barroso aprovechó su comparecencia en un foro financiero en Santander para constatar que la falta de un diagnóstico correcto por parte de España con respecto al estado de su sector bancario habían desempeñado un papel en el recrudecimiento de la crisis financiera, si bien el origen de la misma había estado en Estados Unidos, con la quiebra de Lehman Brothers en septiembre de 2008.

“Siempre que nosotros preguntábamos cómo están los bancos y las cajas, la respuesta que recibíamos es que todo estaba bien, que todo estaba perfecto, el Banco de España era el mejor del mundo. Esa la respuesta que recibíamos, ¿de quién es la culpa? ¿de los organismos internacionales? ¿de Merkel?”, dijo Barroso en referencia a las críticas que han dirigido algunos medios nacionales a la troika y la canciller alemana.

Durao Barroso se felicitó tanto por la conclusión exitosa de España del programa de rescate financiero como por su salida de la recesión económica en el tercer trimestre de 2013.

“Esta recuperación es tímida y la deuda pública y privada y el desempleo siguen siendo elevados, pero la única forma es proseguir con las reformas”, dijo en relación con un paro que en España está cerca del 26 por ciento.

FALTA DE CONFIANZA EN LAS INSTITUCIONES DE LA UE

Durao Barroso abogó en su discursos por un mayor esfuerzo integrador en la UE para recuperar la confianza de los ciudadanos en sus instituciones, en un momento en el que el elevado nivel de desempleo está permitiendo el auge de los extremismos políticos.

“La fractura social del paro es el problema más importante sin resolver que tiene Europa. Esto explica el aumento de los populismos y extremismos, tanto de extrema derecha como de extrema izquierda, con discursos que siempre tienen en común que son antieuropeos”, dijo Durao Barroso en la inauguración de las jornadas en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Las declaraciones de Barroso se producen menos de un mes después de unas elecciones europeas marcadas por el avance de fuerzas como el ultraderechista Frente Nacional de Marine Le Pen, que se convirtió en la agrupación más votada en Francia, o partidos minoritarios de izquierdas, como el caso de Podemos en España, que quitaron votos a las tradicionales formaciones mayoritarias conservadoras o socialdemócratas en Europa.

El presidente de la Comisión Europea desde 2004 reconoció que la nueva realidad social y la crisis política habían puesto fin a la era del consenso: “A partir de ahora todo el consenso debe ser conquistado, en qué se quiere participar y por qué”, dijo Durao Barroso tras señalar que era necesaria una mayor cohesión social y una mayor sensibilidad con el desempleo.

Barroso constató que las fuerzas moderadas de la UE seguían siendo mayoritarias, pero les urgió a que salieran del “paradigma del ‘confort’ anterior” en el que vivían instaladas y que asumieran una mayor responsabilidad a fin de recuprerar la confianza de los ciudadanos en las instituciones europeas.

El dirigente comunitario señaló que la legitimidad de la legislación comunitaria pasaba por obtener resultados concretos en la reformas de las administraciones públicas, en políticas laborales, en la adopción de políticas energéticas eficientes y pidió avances en materia de educación y ciencia.

“Esto forma parte de nuestro modelo y sólo podremos aportar resultados si mantenemos un esfuerzo a estos niveles. Sólo con resultados podrán los ciudadanos creer en el proyecto europeo”, dijo Durao Barroso en el marco de las jornadas tituladas ‘La Europea que deja la crisis’.

TENSIONES ENTRE RUSIA Y UCRANIA PREOCUPAN A LA UE

Para Barroso, una de las peores crisis diplomáticas que en la actualidad afronta la Unión Europea deriva de las tensiones políticas y comerciales en Ucrania después de que Rusia se anexionara recientemente la península de Crimea.

“Ahora hay que afrontar las dificultades de Ucrania y Rusia, probablemente la mayor amenaza desde la caída del telón de acero”, dijo el máximo responsable de la Comisión tras señalar que el brazo ejecutivo de la UE se encontraba mediando en la actualidad en un acuerdo energético entre Rusia y Ucrania.

Rusia cortó el lunes todos los suministros de gas a Ucrania en medio de una disputa por facturas impagadas que podría interrumpir el flujo al resto de Europa y mermar las esperanzas de paz en la ex república soviética.

“Me gustaría pedir a las dos partes que hagan un esfuerzos de compromiso para su credibilidad”, señaló Barroso el lunes.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below