17 de diciembre de 2010 / 15:14 / en 7 años

ANÁLISIS-Débiles zona euro encaran gran obstáculo deuda en 2011

* España y Portugal encaran presión de vencimientos 35.000

mlns eur de deuda en primer semestre

* Rendimientos deben caer para evitar más rescates, dicen

analistas

Por William James

LONDRES, 17 dic (Reuters) - La preocupación de los inversores sobre la solvencia financiera de países de la zona euro altamente endeudados hará difícil financiar para algunos estados grandes pagos de deuda en la primera mitad de 2011, incluso con la caída de la nueva emisión de deuda del bloque.

Se prevé que los países de la zona euro tomen menos prestado en los mercados de deuda en 2011 de lo que lo hicieron este año, pero los tipos de interés que piden los inversores para comprar deuda soberana supone una carga que puede ser insostenible para países como España y Portugal.

Por esto, los bancos ya están cuestionando si Portugal será capaz de lograr del sector privado las cantidades que debe levantar para cubrir los vencimientos de deuda, que son mayores el próximo año respecto a 2010.

“La pregunta ahí fuera es realmente es ¿Quién va a comprar papel periférico como Portugal?”, dijo Michael Leister, estratega de WestLB en Dusseldorf.

“Con volatilidad histórica y poca liquidez, la base de inversores tradicionales está tomando una actitud defensiva sobre algunos emisores periféricos”.

Portugal debe pagar deuda de más de 12.000 millones de euros en la primera mitad de 2011, con el primer vencimiento en abril. <^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

Para un gráfico de pagos de deuda en 2011, ver: r.reuters.com/suz42r ^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^>

EMISIÓN TOTAL CAE

En 2011, se venderán hasta 863.000 millones de euros de deuda de la zona euro, según estimaciones de analistas, por debajo de los más de 900.000 millones de euros de 2010, debido a que los países buscan recortar los inflados déficit presupuestarios que amenazaron con derribar la divisa única del bloque este año

Los emisores de deuda esperarán que los duros recortes presupuestarios aseguren un acceso más fácil y barato a la financiación tras un problemático 2010, cuando los temores sobre la estabilidad financiera en Grecia e Irlanda provocaron que los rendimientos subieran a niveles récord, llevando a ambos países a pedir rescates.

Sin embargo, la disputa política sobre cómo resolver permanentemente la crisis parece que mantendrá en alto la incertidumbre, y de igual modo los costes de financiación, el próximo año, amenazando el acceso a los mercados de capital a unas tasas sostenibles.

“En ausencia de Grecia e Irlanda estoy seguro de que Portugal y España serán el mayor barómetro del mercado cuando llegue el apetito de los mercados hacia la periferia”, dijo Ioannis Sokos, etratega de BNP Paribas.

Muchos ven a Portugal como la siguiente víctima para pedir fondos de rescate, con los rendimientos de sus bonos a 10 años PT10YT=TWEB al 6,574 por ciento -- por encima de los del fondo de la Unión Europea y el FMI.

“No creo (que Portugal) lo logre en 2011 sin ayuda. Si miramos a los casos de Grecia e Irlanda, hemos visto países emitiendo al 6,5 por ciento, pero esto no es sostenible”, añadió Sokos.

Si Portugal sortea el rescate, los analistas estiman que debe levantar unos 19.000 millones de euros, con la mayoría de la financiación asumida para la primera mitad del año para realizar grandes pagos en abril y junio.

Los analistas pusieron los requerimientos de financiación de España en unos 90.000 millones de euros, unos 5.000 millones menos que la cantidad para 2010.

Tras un aumento de la rentabilidad a por encima del 5 por ciento en los rendimientos de los bonos a 10 años ES10YT=TWEB en la última subasta de deuda española, los inversores estarán atentos al coste de financiación de tres amortizaciones de bonos, cada una de unos 15.000 millones de euros, en abril, julio y octubre.

“No creo que España pueda financiarse un año entero por encima del cinco por ciento (...) pero soy optimista por el momento”, dijo el estratega de Unicredit Luca Cazzulani.

MENOS DEUDA ALEMANA

Alemania, la primera economía de la zona euro, ha dicho que emitirá menos deuda, unos 185.000 millones de euros.

Las últimas ventas de deuda alemana han tenido una débil demanda, y las subastas se mirarán con lupa ante mayores signos de debilidad del apetito inversor, después de que las tres últimas ventas de bonos de 2010 tuvieran ofertas por menos valor que el total del importe de la oferta.

Los inversores han expresado preocupación sobre el impacto que podrían tener en las finanzas alemanas más rescates soberanos, causando un fuerte movimiento en los rendimientos en la habitualmente estable referencia de la zona euro.

“La volatilidad apenas puede aumentar para los Bunds, y esto era un factor clave que mantenía la base de inversores al margen. Mientras se desarrolla una imagen más general de la crisis, todavía vemos algún reequilibrio a favor de los Bunds”, dijo Leister.

Irlanda y Grecia podrán utilizar los fondos de rescate aportados por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, y aunque ambos han dejado la puerta abierta a la emisión de bonos durante el año, los analistas indican que la actividad podría limitarse al desplazamiento a futuro de los vencimientos de Letras del Tesoro.

Gráfico de Vincent Flasseur

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below