26 de septiembre de 2013 / 5:10 / hace 4 años

RPT-Fondos extranjeros quieren comprar ladrillo antes de recuperación

(Repite sin cambios nota enviada el miércoles)

* El capital riesgo prepara ofertas por división inmobiliaria Santander

* Cerberus, Centerbridge y Lone Star entre interesados-fuentes

* Sabadell podría vender Solvia en próximos meses-fuentes

Por Sarah White

MADRID, 26 sep (Reuters) - Fondos de inversión extranjeros están preparando ofertas por las divisiones de gestión de activos inmobiliarios de los bancos españoles con la esperanza de poner un pie en un mercado cuya burbuja estalló hace cinco años y que hasta ahora ha dado escasas rentabilidades.

Las compañías de capital riesgo estadounidenses Cerberus Capital Management, Centerbridge Partners, Lone Star se encuentran entre las instituciones que estudian presentar ofertas preliminares por Altamira, la división inmobiliaria de Santander, dijeron dos fuentes familiarizadas con las negociaciones.

La negociación sobre Altamira, que permitirá a los fondos contar con un equipo de gestores y gestionar las ventas de sus activos inmobiliarios, es el último caso de las negociaciones de la banca española para vender sus gestoras inmobiliarias a fondos extranjeros.

Muchos bancos españoles están subcontratando a otras empresas para que les ayuden a gestionar la venta de estos activos en un intento de conseguir algo de capital sin ceder la propiedad de los activos inmobiliarios adjudicados que los inversores quieren comprar a precios muy bajos.

Las primeras ofertas por Altamira tienen que presentarse este jueves, dijeron las dos fuentes.

Lone Star no quiso hacer comentarios, mientras que Cerberus y Centerbridge no estuvieron disponibles para hacer comentarios.

“Son muy buenas señales - nadie compra una plataforma para estar un año”, dijo Fernando Acuña, de la división inmobiliaria de Taurus Ibérica.

“Le dará a los fondos un profundo conocimiento del mercado (...) y podrán gestionar cosas que no son del banco”, agregó.

La banca española se vio fuertemente golpeada por el estallido de la crisis inmobiliaria en 2008, dejándoles con más de 180.000 millones de euros de activos inmobiliarios tóxicos

El sector financiero se vio obligado a hacer fuertes provisiones por la devaluación de los activos inmobiliarios el año pasado, dejando a algunos cortos de capital y precipitando los rescates de algunas entidades individuales.

Los fuertes descuentos sobre activos inmobiliarios habían desatado expectativas entre inversores internacionales sobre la posibilidad que los bancos empezaran a deshacerse de grandes paquetes inmobiliarios, pero pocos acuerdos se han producido hasta el momento.

“Los precios (de la oferta y demanda) están mucho mas cercanos pero a un nivel tan, tan barato que es el que buscan los fondos, que los bancos piensan ‘no puedo, es pérdida’”, dijo Manuel Anguita, de Águila Capital.

PROYECTO BISONTE DE ALTAMIRA

Varios bancos ya han ido reduciendo su cartera inmobiliaria en las últimas semanas para centrarse en su negocio principal.

A principios de mes, la nacionalizada Bankia vendió al grupo estadounidense Cerberus Capital Management su negocio de gestión y comercialización de activos inmobiliarios y préstamos promotor por un precio de entre 40 y 90 millones de euros por un período de diez años.

La operación de Altamira - denominado proyecto Bisonte por los dibujos prehistóricos de las cuevas de Altamira cerca de Santander - podría tener un valor mayor, dijo una fuente.

Santander no quiso hacer comentarios.

Por su parte, Sabadell también podría estar estudiando la venta de la gestión de su división inmobiliaria Solvia en los próximos meses, según dos fuentes cercanas a las negociaciones.

Sabadell dijo que no existía un mandato para vender su filial pero que no descartaba estudiar esta alternativa en un futuro.

Los inversores internacionales tienen interés en comprar este tipo de negocios para cobrar las comisiones procedentes de las ventas y acceder a plataformas con las que pueden gestionar otro tipo de activos en los que podría estar interesados en España, dijeron ejecutivos bancarios y expertos en el negocio inmobiliario.

Los precios del mercado inmobiliario están más cerca de alcanzar su suelo después de haber experimentado una caída del 40 por ciento en los últimos cinco años, dijo Acuña. Esta evolución podría facilitar que los fondos compraran más carteras inmobiliarias debido a que compradores y vendedores obtienen una idea más clara sobre el comportamiento de los precios.

El banco malo español creado para gestionar los activos inmobiliarios de los bancos que recibieron ayudas también está intentando incrementar la actividad de ventas de carteras inmobiliarias.

“Al final es probable que estas (plataformas de gestión de activos inmobiliarios) se junten y acaben dominando el mercado en unos cuantos años”, dijo un banquero de inversión en Madrid. (Información de Sarah White; traducido por Jesús Aguado; editado por Jose Elías Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below