ACS pierde 1.926 millones en 2012 tras sanear su inversión en Iberdrola

jueves 28 de febrero de 2013 20:09 CET
 

MADRID (Reuters) - La frustrada inversión de ACS en Iberdrola llevó al grupo constructor y de servicios español a registrar una pérdida récord de 1.926 millones de euros en 2012 en un año el que optó por realizar esfuerzos de saneamiento y reducción de deuda.

En términos operativos, el grupo presidido por Florentino Pérez se anotó el año pasado un crecimiento del 33,3 por ciento en su resultado bruto de explotación (ebitda) hasta 3.088 millones de euros (levemente por encima de los 3.028 millones previstos de media por los analistas) gracias a la fuerte expansión de su filial alemana Hochtief, que aportó 923 millones de euros.

Sin embargo, la "limpieza" de la participación en Iberdrola por su inversión en la eléctrica Iberdrola generó pérdidas multimillonarias. El grupo explicó el jueves que la venta de un 12 por ciento del capital de la eléctrica en diversos paquetes en 2012 provocó unas pérdidas netas de 1.312 millones de euros. Además, para ajustar el valor de las acciones que retiene con derivados a su valor real, recoge pérdidas de otros 1.308 millones de euros.

"El resultado neto ordinario ha ascendido a 705 millones de euros", un 9,9 por ciento menos que un año antes por la caída de la construcción en España y las ventas de negocios como parte de su compromiso con reducir la deuda.

El conglomerado cerró el año pasado con una deuda neta de 4.952 millones de euros - mucho mayor que el esfuerzo previsto, que apuntaba a una cifra inferior a los 6.000 millones - al desconsolidar 3.000 millones de euros de deuda asociada a Iberdrola después de la reducción de la participación y restar también el pasivo de los activos que la constructora tiene contablemente considerados en venta.

 
La frustrada inversión de ACS en Iberdrola llevó al grupo constructor y de servicios español a registrar una pérdida récord de 1.926 millones de euros en 2012 en un año el que optó por realizar esfuerzos de saneamiento y reducción de deuda. En la imagen, el presidente de ACS, Florentino Pérez, en una junta extraordinaria de accionistas en Madrid, el 19 de noviembre de 2010. REUTERS/Sergio Pérez