Asad está engañado por su círculo sobre la guerra en Siria: enviado de paz ONU

jueves 28 de febrero de 2013 19:35 CET
 

EL CAIRO (Reuters) - El círculo íntimo del presidente sirio, Bashar el Asad, le ha convencido de que su país es víctima de una conspiración encabezada por un amplio grupo de terroristas, dijo el jueves el enviado de paz de la ONU y la Liga Árabe, Lakhdar Brahimi.

Brahimi dijo que la esperanza de solucionar la crisis, que comenzó como un pacífico levantamiento prodemocracia pero que se ha convertido en un conflicto religioso, está en manos de Rusia y Estados Unidos.

Más de 70.000 sirios han muerto en casi dos años de combates. Damasco se refiere a los rebeldes, que van desde combatientes locales a yihadistas extranjeros, como "grupos terroristas armados".

"Él (Asad) ve las protestas como una conspiración universal contra su país impulsada por terroristas. Y su círculo más cercano es el que lo convence de eso", dijo Brahimi durante una visita a la sede de la Liga Árabe en El Cairo.

La principal coalición opositora de Siria aprobó este mes una iniciativa de su líder, Moaz Aljatib, en la que ofrece diálogos con el Gobierno de Asad sobre una transición política basada en la salida del mandatario después de 13 años en el poder.

Brahimi elogió la iniciativa de Aljatib y pidió a Washington y Moscú tomar un papel importante en el tema.

"Si Rusia y Estados Unidos llegan a un acuerdo real, sería fácil tomar una decisión internacional. Pero las reuniones anteriores entre los dos cancilleres (de estos países) y sus asesores fueron decepcionantes", dijo.

Rusia, uno de los dos principales aliados extranjeros de Asad, junto con Irán, recientemente se ha distanciado del presidente sirio y ha intensificado sus llamadas al diálogo mientras disminuyen sus posibilidades de retener el poder.

Sin embargo, Moscú sigue insistiendo en que la salida de Asad, la principal demanda de la oposición, no debe ser una condición previa. Washington ha pedido reiteradamente la dimisión del mandatario asegurando que ha perdido su legitimidad.

 
El círculo íntimo del presidente sirio, Bashar el Asad, le ha convencido de que su país es víctima de una conspiración encabezada por un amplio grupo de terroristas, dijo el jueves el enviado de paz de la ONU y la Liga Árabe, Lakhdar Brahimi. En la imagen, retratos destrozados del ex presidente Hafel al Asad (arriba), padre de Basel al Asad (a la izquierda) y el actual presidente, Bashar el Asad (a la derecha) en un mural en una base militar del régimen tomada por combatientes del Ejército Libre Sirio cerca del aeropuerto internacional de Alepo, el 23 de febrero de 2013. REUTERS/Mahmoud Hassano