La crisis hace sombra a la preocupación pública por el medio ambiente

jueves 28 de febrero de 2013 19:50 CET
 

LONDRES (Reuters) - La preocupación pública por asuntos medioambientales alcanzó su mínimo de dos décadas el año pasado, mientras las preocupaciones por los efectos de la crisis financiera global dejan en segundo plano las crecientes pruebas sobre el cambio climático causado por la humanidad.

El grupo de investigación canadiense GlobeScan entrevistó a 22.812 personas de 22 países, pidiéndoles que puntuaran la gravedad de seis asuntos: contaminación del aire, contaminación del agua, pérdida de especies, emisiones de automóviles, escasez de agua dulce y cambio climático.

De media, el 49 por ciento de los encuestados dijo que el cambio climático es un motivo de preocupación "muy serio" y el 50 por ciento dijo lo mismo sobre la pérdida de biodiversidad. Lo que despertaba más preocupación era el desabastecimiento de agua dulce, que un 58 por ciento consideró "muy serio".

"Los científicos señalan que las pruebas de daño medioambiental son más sólidas que nunca, pero nuestros datos indican que la crisis económicas y una falta de liderazgo político implican que el público está empezando a desconectar", dijo Doug Miller, presidente de GlobeScan.

"Los que se preocupan por movilizar a la opinión pública en torno al medio ambiente tienen que encontrar nuevos mensajes para reavivar un debate estancado", apuntó.

El sondeo se realizó entre julio y septiembre de 2012, antes de que el huracán Sandy golpeara a la costa este de Estados Unidos, lo que según los expertos podría haber aumentado la concienciación sobre fenómenos meteorológicos extremos.

La encuesta mostró que la preocupación pública por todos los temas salvo el cambio climático era más baja el año pasado que en 1992. Muchas de las reducciones de preocupación más bruscas se produjeron en los últimos dos años.

De hecho, los temores por el cambio climático eran más bajos entre 1998 y 2003 que el año pasado, pero no se indicó ningún motivo para eso.

El menguante interés público por cuestiones medioambientales coincide con los efectos de la crisis financiera global de 2007-8 y una serie de conferencias internacionales climáticas con resultados decepcionantes, desde que una cumbre de Naciones Unidas celebrada en 2009 en Copenhague no lograse cerrar un acuerdo sólido para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.   Continuación...

 
La preocupación pública por asuntos medioambientales alcanzó su mínimo de dos décadas el año pasado, mientras las preocupaciones por los efectos de la crisis financiera global dejan en segundo plano las crecientes pruebas sobre el cambio climático causado por la humanidad. El sondeo se realizó entre julio y septiembre de 2012, antes de que el huracán Sandy golpeara a la costa este de Estados Unidos, lo que según los expertos podría haber aumentado la concienciación sobre fenómenos meteorológicos extremos. En la imagen, una zona de Nueva York arrasada por el huracán Sandy dos meses después 27 de diciembre de 2012. REUTERS/Lucas Jackson