El Tribunal Supremo anula la prohibición del burka en Lérida

jueves 28 de febrero de 2013 15:25 CET
 

MADRID (Reuters) - El Tribunal Supremo ha anulado la prohibición de los velos integrales como el burka en los espacios públicos decretada hace tres años por el ayuntamiento de la localidad catalana de Lérida, destacando el peligro de que niegue la integración de las mujeres.

En una sentencia conocida el jueves, el Supremo aceptó el recurso de una asociación de defensa de los inmigrantes contra una resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que a su vez había desestimado un recurso anterior contra la decisión del municipio catalán.

"La realidad de esa perturbación de la tranquilidad en nuestra cultura occidental (que produciría el ocultamiento del rostro), a que alude la sentencia, carece de una demostración convincente en cuanto simple constatación sociológica, con lo que la base esencial sobre la que la sentencia se sustenta se desvanece", dijo el Supremo.

Y en caso de existir esa perturbación, añade, no estaría en manos de un ayuntamiento "solventar la fricción cultural", agregó.

El ayuntamiento leridano, controlado por el Partido Socialista catalán, se convirtió hace tres años en el primero en España en prohibir el uso de los velos integrales islámicos, como el burka o el niqab, en edificios públicos, por considerar que impide la identificación y afecta a la igualdad de la mujer.

La medida, seguida posteriormente por otras localidades, se produjo en una ciudad en la que uno de cada cinco habitantes es inmigrante, y gran parte de ellos, musulmanes.

La Asociación Watani por la Libertad y Justicia, que dice estar abierta a la defensa de emigrantes de todas las razas y religiones, recurrió la ordenanza municipal, pero el TSJ catalán lo rechazó.

Ahora, en una sentencia fechada el 14 de febrero y que acepta las recomendaciones de la fiscalía, el Supremo se muestra muy crítico con la resolución del tribunal catalán y destaca que los tribunales no pueden pronunciarse sobre el uso de atuendos religiosos para no cometer "una intromisión en el espacio del legislador inaceptable".

Descarta también los argumentos de que el uso de estos velos integrales perturben la seguridad y el orden público, y agrega que "entre los elementos del orden público protegidos por la ley, en el que se integran los derechos y libertades fundamentales que la Constitución consagra, uno de ellos es, precisamente, el de libertad religiosa".   Continuación...

 
El Tribunal Supremo ha anulado la prohibición de los velos integrales como el burka en los espacios públicos decretada hace tres años por el ayuntamiento de la localidad catalana de Lérida, destacando el peligro de que niegue la integración de las mujeres. En la imagen, varios burkas colgados en una exposición en la galería Nassauischer Kunstverein Wiesbaden en Wiesbaden el 2 de diciembre de 2012. REUTERS/Ralph Orlowski