España cierra 2012 con déficit del 6,74% del PIB

jueves 28 de febrero de 2013 15:17 CET
 

MADRID (Reuters) - España cerró 2012 con un déficit público de 70.822 millones de euros, equivalente al 6,74 por ciento del PIB, tras un ajuste "muy difícil" en plena recesión que se aceleró en el último trimestre pero que no impidió que la cifra superase en cuatro décimas al comprometido con Bruselas.

La cifra no incluye las ayudas a los bancos y se compara con un déficit del 8,96 por ciento del ejercicio anterior. Teniendo en cuenta el rescate financiero - que no computa en el procedimiento de déficit excesivo -, el déficit quedó a una décima del 10 por ciento, frente al 9,44 por ciento comparable en 2011.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro se felicitó por una cifra que, según él, permitirá al país "recuperar la credibilidad" de los mercados tras un "esfuerzo histórico" que ha permitido un saldo "superior a todos los pronósticos".

En un año en el que la recesión se agudizó hasta experimentar una caída del 1,4 por ciento con una abrupta caída del consumo, Montoro cifró en 3,5 puntos la reducción del déficit estructural primario (que excluye el impacto del ciclo económico y del pago de los intereses de la deuda y que es tomado en cuenta por Bruselas para evaluar si se está en la senda de cumplimiento).

El 22 de febrero, la propia Comisión Europea dibujó un panorama sombrío, para España aventurando una nueva subida del déficit público en 2014 hasta el 7,2 por ciento (si no se realizan nuevos ajustes) desde el 6,7 por ciento previsto para 2013.

"Estamos cumpliendo con creces la reducción del déficit estructural", dijo Montoro tras calificar de "dificilísimo" el año 2012 y reiterar que no serán necesarias nuevas medidas de ajuste en 2013 para mantener la línea de consolidación fiscal.

Las cifras del cuarto trimestre recogieron el impacto medidas presupuestarias como las subidas del IVA y del impuesto sobre sociedades, así como la eliminación de la paga extra de diciembre de los empleados públicos.

Bruselas, que reconoce la senda de reducción del déficit de España, podría en mayo dar más tiempo al país para cumplir sus compromisos, como reconoció recientemente el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn. Diversas fuentes estiman que la prórroga para alcanzar el equilibrio fiscal podría ser de uno o incluso dos años.

Montoro no quiso manifestarse sobre una posible relajación del objetivo y se limitó a recordar que el asunto es competencia exclusiva de Bruselas.   Continuación...

 
España cerró 2012 con un déficit público de 70.822 millones de euros, equivalente al 6,74 por ciento del PIB, tras un ajuste "muy difícil" en plena recesión que se aceleró en el último trimestre pero que no impidió que la cifra superase en cuatro décimas al comprometido con Bruselas. En la imagen, Montoro en rueda de prensa en Madrid el 28 de febrero de 2013. REUTERS/Susana Vera