La UE alcanza un acuerdo para limitar las primas a los banqueros

jueves 28 de febrero de 2013 11:28 CET
 

BRUSELAS (Reuters) - Los banqueros en Europa verán sus primas limitadas el próximo año, después de que el jueves se alcanzara un acuerdo en Bruselas que introduciría los topes salariales más estrictos del mundo y con el que los políticos esperan disminuir el malestar social hacia la avaricia del sector financiero.

El acuerdo provisional, anunciado por responsables y diplomáticos después de unas negociaciones que se prolongaron durante la noche entre representantes de la UE y de la Eurocámara, supone que los banqueros tendrán un techo automático para los pagos de las primas en el nivel de su salario.

Si la mayoría de los accionistas vota a favor, el tope podrá subirse hasta el doble del salario.

"Por primera vez en la historia de la regulación de los mercados financieros de la UE, limitaremos las primas a los banqueros", dijo el eurodiputado austriaco Othmar Karas, que ayudó a negociar el acuerdo.

Estos límites, que entrarían en la legislación comunitaria como parte de una reforma más amplia de la legislación sobre el capital para hacer los bancos más seguros, serán bien recibidos en un continente que está teniendo dificultades para salir de la crisis financiera de 2008.

Pero suponen un revés para el Gobierno británico, un tradicional adversario de estos límites. La City de Londres, la capital financiera europea con 144.000 empleos directos y muchos más indirectos, será la más perjudicada.

Tal y como aparece en el borrador, el tope se aplicaría también a los banqueros empleados por una institución comunitaria pero que trabaje en otro lugar del mundo, como en Nueva York, según un alto cargo.

Además, hay provisiones para ajustar el valor de los pagos a largo plazo que no sean en efectivo, para que se puedan pagar primas de este modo sin romper el nuevo techo.

APOYO DE LOS ESTADOS   Continuación...

 
Los banqueros en Europa verán sus primas limitadas el próximo año, después de que el jueves se alcanzara un acuerdo en Bruselas que introduciría los topes salariales más estrictos del mundo y con el que los políticos esperan disminuir el malestar social hacia la avaricia del sector financiero. Imagen del cartel del pub "The Banker" en la City londinense el 19 de febrero. REUTERS/Toby Melville