27 de febrero de 2013 / 21:45 / hace 4 años

ANÁLISIS-El arresto de una líder sindical envía una advertencia en México

El arresto de la poderosa líder del sindicato de maestros de México, considerada un símbolo de corrupción pero intocable por su enorme influencia, fue leído como un mensaje para los miembros del partido en el gobierno que tengan intención de resistirse a las reformas económicas prometidas por el presidente Enrique Peña. En esta imagen de archivo, la líder del sindicato mexicano de maestros Elba Esther Gordillo en un acto en Puebla, el 25 de mayo de 2011.Imelda Medina

MÉXICO DF (Reuters) - El arresto de la poderosa líder del sindicato de maestros de México, considerada un símbolo de corrupción pero intocable por su enorme influencia, fue leído como un mensaje para los miembros del partido en el gobierno que tengan intención de resistirse a las reformas económicas prometidas por el presidente Enrique Peña.

Elba Esther Gordillo, que para muchos es un lastre para la modernización del sistema educativo, fue detenida el martes después de que el mandatario promulgara una ley que intenta poner límites al sindicato, dirigido por la mujer de 68 años desde hace más de dos décadas.

La fiscalía federal la acusa de desviar cerca de 200 millones de dólares (unos 153 millones de euros) provenientes de cuotas sindicales y usarlos en gastos particulares en tiendas de lujo, galerías de arte y para adquirir propiedades en California.

La mandamás del gremio, que durante décadas ejerció de maestra pero no sin graduarse, ha negado reiteradamente las acusaciones de enriquecimiento ilícito diciendo que administró sabiamente una herencia que recibió de su abuelo.

La inesperada detención fue aplaudida por diversos sectores y representa para muchos la esperanza de que Peña cumpla con su promesa de abatir la extendida corrupción tras décadas en las que Gordillo se codeó con presidentes, controló las plazas de maestros y hasta logró colocar a familiares en sectores clave de la Secretaría de Educación Pública.

"Esperamos que sea el precedente de una línea de acción firme, eficaz e imparcial en contra de la corrupción prevalente en diversos ámbitos de la vida nacional", dijo en un comunicado el influyente Consejo Coordinador Empresarial.

También es un intento del presidente por desvincularse de la vieja guardia del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó México durante gran parte del siglo pasado salpicado por casos de corrupción y autoritarismo.

Gordillo creció políticamente en las filas del PRI hasta que fue expulsada en 2006.

Con la llegada de Peña a la jefatura del Estado a inicios de diciembre, el PRI recuperó el poder que perdió en 2000 a manos de la derecha, cuyos presidentes mantuvieron estrechas relaciones con Gordillo.

"Esto demuestra que el cambio va en serio (...) No queremos que haya personas poderosas, sino instituciones poderosas", dijo el jefe del PRI, César Camacho, a la cadena Televisa.

La "Jimmy Hoffa de vestido", como la bautizaron analistas en alusión al poderoso y corrupto antiguo líder de los camioneros estadounidenses, compareció el miércoles ante el juez para que le leyeran los cargos vestida de blanco, con el pelo recogido y diciendo que todo quedaba en manos de sus abogados.

AVISO PARA ENEMIGOS

La detención se produce mientras Peña prepara ambiciosas reformas para presentar este año al Congreso.

Se trata de proyectos considerados fundamentales para impulsar el crecimiento de la segunda economía de América Latina, que el Gobierno estima para este año en cerca del 3,5 por ciento.

Entre las medidas hay una reforma fiscal para elevar la débil recaudación, otra para permitir la inversión privada en la petrolera estatal Pemex [PEMX.UL] y una más que reduciría el férreo control del magnate Carlos Slim sobre la industria de las telecomunicaciones.

El arresto "es una amenaza para aquellas redes que dependen del pacto priista (los sectores corporativos, sindicales)", dijo el analista político Fernando Dworak, en una alusión a Carlos Romero Deschamps, senador del PRI y poderoso líder del sindicato de trabajadores de la petrolera estatal Pemex.

Romero es otro líder gremial. Lleva 16 años en su puesto y en los medios se le acusa a menudo de hacer grandes gastos personales a costa del dinero de los trabajadores.

Otro nicho de poder sindical es la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la mayor central obrera del país a históricamente aliada al PRI, cuyo anciano líder, Joaquín Gamboa Pascoe, advirtió en noviembre a Peña de que le retiraría su apoyo si iba a fondo con una reforma laboral.

La reforma, propuesta por el presidente anterior Felipe Calderón y aprobada en noviembre en su último mes de gobierno, buscaba transparentar y democratizar los sindicatos, pero no llegó tan al fondo como se esperaba.

/Por Miguel Angel Gutiérrez y Anahí Rama/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below