Grillo rechaza apoyar un gobierno de centroizquierda en Italia

miércoles 27 de febrero de 2013 20:05 CET
 

ROMA (Reuters) - La crisis política italiana que ha sacudido a la zona euro se agravó el miércoles, después de que dos líderes de partidos descartaran formar un futuro Gobierno y evitar así nuevas elecciones.

El líder populista Beppe Grillo cerró la puerta a las propuestas del jefe de la centroizquierda, Pier Luigi Bersani, con una serie de insultos, mientras que Nichi Vendola, que lidera un socio menor de la coalición de Bersani, descartó una alianza con la centroderecha para la creación de un Gobierno.

Estas dos opciones estaban consideradas como la única manera de evitar que los italianos vuelvan a las urnas en poco tiempo tras las elecciones del 24 y 25 de febrero, en las que un voto de protesta masivo contra los políticos tradicionales y las políticas de austeridad sumieron a Italia en un punto muerto.

La perspectiva de una incertidumbre prolongada en la tercera economía más grande de la zona euro causó fuertes caídas en los mercados mundiales inmediatamente después del resultado de las elecciones, pero la tormenta se calmó el miércoles tras una sólida demanda de deuda del Gobierno italiano en una subasta.

El centroizquierda logró la mayor cantidad de escaños en las elecciones, pero ningún grupo tiene mayoría suficiente para gobernar.

El antisistema Movimiento Cinco Estrellas, liderado por Grillo, bloqueó el control de la centroizquierda en el Parlamento tras lograr una de las mayores victorias de un grupo populista en la historia reciente de Europa.

Bersani intentó actuar el martes con cautela con Grillo, al sugerir que podría haber un acuerdo mediante una lista de acciones conjuntas entre ambas partes.

Sin embargo, Bersani dijo que los que apoyan un gobierno de centroizquierda tendrían que respaldarle en una moción de confianza, que sería esencial antes de poder asumir el Gobierno.

"HOMBRE MUERTO QUE HABLA"   Continuación...

 
La crisis política italiana que ha sacudido a la zona euro se agravó el miércoles, después de que dos líderes de partidos descartaran formar un futuro Gobierno y evitar así nuevas elecciones. En la imagen, el líder del Partido Democrático Pier Luigi Bersani en una rueda de prensa en Roma, el 26 de febrero de 2013. REUTERS/Tony Gentile