Rajoy sitúa el déficit en 2012 en el 6,7% del PIB

miércoles 27 de febrero de 2013 11:47 CET
 

MADRID (Reuters) - España cerró el año pasado con un déficit público del 6,7 por ciento del Producto Interior Bruto, dijo el miércoles el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, que consideró todo un logro haber llegado a esa cifra pese a que supone una desviación de cuatro décimas con respecto a la meta oficial.

"El déficit público (...) va a quedar al final, y es la cifra que mandaremos a la Comisión (Europea), en el 6,7 (por ciento)", declaró durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados.

En el reciente debate sobre el estado de la nación, Rajoy ya había adelantado que España había cerrado 2012 con un déficit inferior al siete por ciento del PIB, un ratio superior al objetivo inicial del 6,3 por ciento pero aceptado por Bruselas dada la mala situación económica en España.

La agencia de calificación de crédito Fitch dijo la semana pasada que ese dato, que excluye el coste del rescate de los bancos españoles, sugería que la consolidación fiscal había cobrado impulso en España en la segunda mitad del año pasado.

El jefe del Ejecutivo español, que poco después de tomar posesión del cargo a finales de 2011 aprobó duros ajustes contrarios a su programa electoral para reducir el déficit del 9,4 por ciento alcanzado ese año, subrayó el "enorme esfuerzo" realizado por toda la sociedad española para lograrlo.

Rajoy reiteró que el recorte en términos estructurales era del 3,5 por ciento, algo que, dijo, no lo había hecho antes ningún país de la OCDE y aumentaba la confianza en España.

Bruselas no ha descartado dar al país una prórroga sobre el plazo de 2014 para reducir el déficit público por debajo del 3 por ciento del PIB debido a la profunda recesión de la economía española.

Respecto a las previsiones realizadas la semana por la Comisión Europea para España, peores a las elaboradas por su Gobierno, Rajoy minimizó su importancia y dijo que lo fundamental era llevar a cabo una política económica dirigida al crecimiento y al empleo.

"(Lo importante es) mantener una política económica, consolidación fiscal, reformas estructurales y continuar con la reforma del sector bancario porque eso nos pondrá en disposición de crecer y crear empleo", declaró.

 
España ha logrado cerrar el año pasado con un déficit público del 6,7 por ciento del Producto Interior Bruto, dijo el miércoles el presidente de Gobierno, Mariano Rajoy. En la imagen, el presidente del Gobierno junto a su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, el 21 de febrero de 2013. REUTERS/Susana Vera