26 de febrero de 2013 / 20:49 / en 4 años

ANÁLISIS-La cosa se pone seria para el triunfante Grillo en Italia

Beppe Grillo puede permitirse unos pocos días para disfrutar del brillo de su triunfo en las elecciones italianas, pero pronto el cómico que ahora lidera el partido más grande del país se enfrentará a duras decisiones políticas. En la imagen, partidarios del Movimiento 5 Estrellas celebran en una pizzería del centro de Roma la victoria electoral, el 25 de febrero de 2013.Yara Nardi

ROMA (Reuters) - Beppe Grillo puede permitirse unos pocos días para disfrutar del brillo de su triunfo en las elecciones italianas, pero pronto el cómico que ahora lidera el partido más grande del país se enfrentará a duras decisiones políticas.

El antisistema Movimiento 5 Estrellas de Grillo ha logrado un crecimiento espectacular desde su formación en 2009, logrando el 26 por ciento de los votos a la cámara baja en las elecciones, algo más que el Partido Democrático (PD), de centroizquierda.

Sus 108 escaños en el Congreso de los Diputados, de 630 puestos, y los 54 de los 315 asientos del Senado, le otorgan la llave del futuro político italiano. Sus seguidores están encantados.

"Esperamos cambiar la política y dar más voz a los jóvenes. Los viejos partidos no han hecho nada en 30 años", dijo en Roma Manolo Pellegrini, un técnico de televisión de 26 años que votó por Grillo.

El único gobierno que puede formarse sin consentimiento de Grillo sería una reedición de la antinatural alianza entre el líder de centroderecha Silvio Berlusconi y el de centroizquierda Luigi Bersani, que gobernó durante un año con el tecnócrata Mario Monti como primer ministro.

Pero eso enfurecería a muchos seguidores de ambos bandos y hacía probable que cuando los italianos vuelvan a las urnas, el Movimiento 5 Estrellas tenga aún más éxito.

Por eso, tras denostar a Grillo durante meses como demagogo agitador de masas, los otros partidos empiezan a insinuar ahora que quieren hacer tratos con él.

No sólo los italianos, sino también los líderes extranjeros preocupados por el inconcluyente resultado electoral en la tercera economías más grande de la eurozona, se están preguntando qué hará Grillo ahora.

"No hay estrategias, apoyaremos ideas que estén en líneas con las nuestras, ley a ley", dijo el martes a la prensa.

Con su fiera retórica contra los políticos establecidos, su despeinado cabello y su voz ronca, muchos han tachado a Grillo de populista peligroso, pero podría resultar ser una fuerza positiva para Italia.

El cómico, que tiene 64 años, no se presentó en las listas electorales y dice con cierta ironía que sólo es el "portavoz" del movimiento.

JÓVENES DIPUTADOS

Una posibilidad es que llegue a sumar fuerzas con el PD en un Gobierno que por fin recorte los privilegios de los políticos, cambie el disfuncional sistema electoral y quizá adopte alguna de sus catacterísticas propuestas sobre ecología o acceso a Internet.

La otra opción, quizá más probable, es que siga en la oposición con su ejército de jóvenes diputados, la mayoría sin experiencia previa como políticos de carrera.

Los nuevos congresistas fueron elegidos en primarias a través de Internet en las que los candidatos se presentaron a sí mismos en una biografía o con una webcam.

Si Grillo se queda en la oposición, la amenaza de que pueda ganar apoyos podría ser justo lo que necesiten los otros partidos para reformar por fin la ley electoral y adoptar las reformas de recortes de gastos que han prometido durante años.

Estos son los mejores resultados posibles. Una opción menos favorable para Grillo es que el idealista entusiasmo de sus diputados se disuelva en anarquía cuando lleguen a los pasillos del poder, y que algunos vayan abandonando el barco para sumarse a partidos más establecidos.

Carla Ruocci, de 34 años, con dos hijos y que dejará su trabajo en la Hacienda pública para convertirse en diputada del Congreso, dijo que ella y sus colegas sólo recibirán 2.500 euros al mes, frente al salario habitual de los parlamentarios de unos 8.000 euros.

"Lo primero que quiero hacer en el Parlamento es reducir lo que tienen que pagar los italianos por sus instituciones políticas", dijo a Reuters en un hotel de Roma donde los partidarios de Grillo celebraban su éxito electoral.

Es probable que la alarma por la llamada de Grillo a celebrar un referéndum sobre la pertenencia al euro o sus ocasionales sugerencias de que deberían reestructurar su deuda esté injustificada. Estos temas no están en el programa del partido, y no son el motivo de su atractivo.

Su propuesta se basa mayoritariamente en reducir el hinchado aparato político italiano y poner fin al privilegio y la corrupción de su élite política y empresarial.

Ninguno de los decenas de partidarios de Grillo que hablaron con Reuters frente a los colegios electorales, ninguno quería que Italia saliera del euro, pero la inmensa mayoría dijo que había votado para limpiar la política.

No es una coincidencia que el primer comentario de Grillo tras las elecciones fuera un tuit diciendo sencillamente: "La honestidad se pondrá de moda".

El cómico propone reducir los salarios de los legisladores, imponer un límite salarial para los directivos del sector público que sea 12 veces el salario medio de sus empleados, y un ingreso mínimo para los italianos en paro.

Otras propuestas son acabar con los monopolios estatales en transporte, energía y comunicaciones, ofrecer acceso gratis a Internet para todos y abolir la financiación estatal a periódicos, que según dice limita su independencia.

Aunque la retórica de Grillo le convierte en un orador ideal, muchos analistas señalan que los seguidores de su movimiento, a menudo jóvenes profesionales, tienden a ser más corrientes y pragmáticos.

La media de edad de los cuatro alcaldes del movimiento elegidos en las elecciones locales de mayo es de 31, en contraste con el gerontocrático mundo de la política italiana.

En ciudades como Parma, con alcalde del Movimiento 5 Estrellas, o Sicilia, con varios parlamentarios regionales del grupo, el partido ha trabajado con aliados caso por caso, lejos de la retórica iconoclasta de Grillo.

/Por Gavin Jones y Francesca Piscioneri/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below