Dimite un cardenal británico que negó comportamiento "inapropiado"

lunes 25 de febrero de 2013 16:22 CET
 

LONDRES (Reuters) - La máxima autoridad de la Iglesia católica en Reino Unido renunció el lunes, un día después de rechazar acusaciones de que se comportó de manera "inapropiada" con otros sacerdotes, y dijo que no formará parte del cónclave que elegirá al sucesor del papa Benedicto XVI.

El cardenal O'Brien dijo que había presentado su renuncia hace unos meses, antes de cumplir 75 años en marzo, debido a que sufre una "salud indiferente".

El Vaticano dijo más tarde que el Papa, que deja su cargo el jueves, había aceptado la dimisión de O'Brien como arzobispo de St. Andrews y Edimburgo.

O'Brien, conocido por sus opiniones críticas sobre la homosexualidad, fue denunciado al Vaticano por acusaciones de comportamiento inapropiado durante un periodo que se remonta a 30 años, de acuerdo al diario The Observer.

El cardenal, que abogó la semana pasada por permitir que los sacerdotes católicos puedan casarse ya que muchos encuentran difícil lidiar con el celibato, rechazó las acusaciones y buscaba asesoramiento legal, dijo su portavoz.

"En una retrospectiva sobre mis años de servicio: Por todo el bien que he podido ejercer, doy gracias a Dios. Por mis fracasos, pido perdón a todos los que he ofendido", dijo O'Brien en un comunicado, que no aludió a las últimas acusaciones.

El prelado dijo que no asistiría a la elección de un nuevo Papa el mes que viene, señalando: "No deseo que la atención de los medios en Roma se centre en mí, sino en el papa Benedicto XVI y en su sucesor".

The Observer, que dio pocos detalles sobre las denuncias, dijo que tres sacerdotes en ejercicio y un ex sacerdote, de una diócesis escocesa, se habían quejado sobre incidentes que se remontaban a 1980.

Uno de los denunciantes dijo que el cardenal formó una "relación inapropiada" con él mientras que otro alegó comportamientos indeseados de O'Brien tras una noche en la que se bebió alcohol.

El año pasado, comentarios de O'Brien que calificaban al casamiento entre homosexuales de "subversión grotesca" le ganaron el premio de "intolerante del año" de Stonewall, una organización británica que defiende los intereses de la comunidad gay.

/Por Michael Holden/

 
La más alta autoridad de la Iglesia católica en Reino Unido renunció el lunes, un día después de rechazar acusaciones de que se comportó de manera "inapropiada" con otros sacerdotes. En la imagen, el cardenal Keith O'Brien habla a la prensa en Edumburgo en esta fotografía de archivo de mayo de 2007. REUTERS/David Moir/Files