Los bombardeos del jueves en Damasco causan 90 muertos, según Observatorio

viernes 22 de febrero de 2013 13:34 CET
 

BEIRUT (Reuters) - Noventa personas murieron el jueves por cuatro bombardeos ocurridos en Damasco, dijo un grupo que monitorea la violencia en el país, con lo cual se convirtió en uno de los días más sangrientos en la capital de Siria desde que la revuelta contra el presidente Bashar el Asad estalló hace dos años.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, citando cifras recopiladas de hospitales y otras fuentes médicas, dijo que al menos 60 de los fallecidos perdieron la vida en una explosión de un coche bomba en el distrito de Mazraa, en el centro de Damasco, cerca de la embajada rusa y de la sede del Partido Baath, del que forma parte Asad.

Las otras víctimas fatales murieron en tres bombardeos coordinados en el distrito de Barzeh, en el noreste sirio, informó el grupo de investigación con sede en Reino Unido.

Medios estatales sirios colocaron en 53 la cifra de muertos por el ataque en Mazraa, donde también hubo más de 200 heridos. Tanto los activistas como las autoridades dijeron que la mayoría de las víctimas fueron civiles, entre ellos niños.

Además de los hechos de violencia en la capital, más de 200 personas fueron asesinadas en otros lugares, entre ellos los suburbios de Damasco, la ciudad sureña de Deraa y el centro comercial del norte de Siria, Alepo.

De ese modo, la cifra total de muertos del jueves ascendió a 300, una de las mayores en un solo día, indicó el Observatorio.

Las Naciones Unidas dicen que 70.000 personas ya perdieron la vida en el conflicto sirio, el más sangriento y prolongado de los levantamientos que han convulsionado al mundo árabe en los últimos dos años.

Rusia, aliado incondicional de Asad, acusó el viernes a Estados Unidos de tener una doble vara para medir la violencia en Siria, al decir que Washington ha bloqueado el comunicado del Consejo de Seguridad de la ONU que condenaba el coche bomba en Mazraa.

"Vemos una tendencia muy peligrosa de nuestros colegas estadounidenses de abandonar el principio fundamental de condena incondicional de cualquier acto terrorista, un principio que asegura la unidad de la comunidad internacional en la lucha contra el terrorismo", declaró el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov.

No hubo nadie que se adjudicara la responsabilidad por los atentados del jueves, aunque el grupo Jabhat al-Nusra, vinculado con la línea dura de al-Qaeda, ha dicho que realizó decenas de ataques el año pasado, incluyendo devastadores bombardeos en Damasco y Aleppo.

 
Noventa personas murieron el jueves por cuatro bombardeos ocurridos en Damasco, dijo un grupo que monitorea la violencia en el país, con lo cual se convirtió en uno de los días más sangrientos en la capital de Siria desde que la revuelta contra el presidente Bashar el Asad estalló hace dos años. En la imagen, un miembro del Ejército Libre Sirio porta un arma mientras anda por una calle destruida por los combates en el distrito de Salaheddine de Alepo, el 19 de febrero de 2013. REUTERS/Abdalghne Karoof