CiU sigue perdiendo apoyo electoral según el barómetro catalán

jueves 21 de febrero de 2013 19:40 CET
 

MADRID (Reuters) - La formación nacionalista de Convergencia y Unió (CiU), que en noviembre ganó las elecciones al Parlamento catalán pero perdió 12 escaños, continúa en declive, y si los ciudadanos acudieran hoy a las urnas perdería otros seis u ocho parlamentarios, según el barómetro de la Generalitat conocido el jueves.

El barómetro del Centro de Estudios de opinión dio a CiU una estimación de voto de un 24,8 por ciento, y entre 40 y 42 escaños, frente a los 50 que logró en los comicios de noviembre.

Mientras, Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), que en noviembre duplicó su presencia en la Cámara, se consolida como segunda fuerza política y ganaría representación, entre 27 y 28 diputados frente a los 21 actuales, con una estimación de voto del 18,2 por ciento.

En un signo preocupante para CiU, cuando el barómetro recabó la intención directa de voto, los nacionalistas pasaron a ser la segunda fuerza política por primera vez (con un 19,3 por ciento) superada por ERC (20,9 por ciento).

El presidente catalán y líder de CiU Artur Mas, que ha aplicado impopulares recortes de gastos en medio de una profunda crisis económica, convocó elecciones anticipadas después de solo dos años en el poder, con vistas a recabar apoyos para celebrar un referéndum sobre la independencia de Cataluña.

Sin embargo, su formación, que centró su campaña en el proyecto soberanista, salió debilitada y Esquerra, que tradicionalmente ha sido el partido que defendía los postulados independentistas, se benefició del creciente sentimiento separatista.

Los últimos sondeos muestran que parte de la población catalana cree que a la región, una de las más ricas y endeudadas del país, le iría mucho mejor sin España, alegando que paga muchos impuestos que van a otras áreas más pobres del país.

Mas gobierna en minoría con el apoyo de Esquerra, con la que pactó celebrar una consulta sobre la independencia en 2014, pero se ha topado con el rechazo del Gobierno central del conservador Partido Popular.

El Partido de los Socialistas de Cataluña, tradicionalmente la segunda fuerza en el Parlamento catalán, se recupera ligeramente según la encuesta y ganaría casi un punto en intención de voto (del 14,4 por ciento logrado en noviembre al 15,3 por ciento estimado por el Observatorio), aunque mantendría el mismo número de escaños (20) o perdería uno.

Sin embargo, el Partido Popular perdería algo de fuerza y obtendría entre 16 y 17 escaños, frente a los 19 que logró en 2012.

 
La formación nacionalista de Convergencia y Unió (CiU), que en noviembre ganó las elecciones al Parlamento catalán pero perdió 12 escaños, continúa en declive, y si los ciudadanos acudieran hoy a las urnas perdería otros seis u ocho parlamentarios, según el barómetro de la Generalitat conocido el jueves. En esta imagen de archivo, el presidente de Cataluña, Artur Mas, durante una rueda de prensa en el centro de Barcelona, el 1 de febrero de 2013.REUTERS/Gustau Nacarino