Francia desmiente la liberación de siete rehenes en Camerún

jueves 21 de febrero de 2013 14:21 CET
 

PARÍS (Reuters) - El Ministerio francés de Exteriores desmintió el jueves que siete rehenes franceses capturados en Camerún hubieran sido liberados, diciendo que las noticias sobre el tema publicadas a lo largo del día eran infundadas.

"Tras consultar con nuestras embajadas, esta información parece ser infundada. Los gobiernos de los países implicados, principalmente Nigeria y Camerún, también lo han negado", dijo Didier Le Bret, portavoz de la unidad de crisis del Ministerio.

Los rehenes, cuatro niños y tres adultos, fueron capturados por extremistas islámicos esta semana cuando realizaban una excursión turística al parque nacional de Waza, cerca de la frontera de Nigeria con Camerún.

"Este es un rumor de locos que no podemos confirmar", dijo por teléfono el ministro camerunés de Comunicaciones, Issa Tchiroma Bakary, desde la capital, Yaundé.

También un portavoz del Ejército nigeriano desmintió la noticia.

Varios medios franceses habían informado durante la mañana de que los siete rehenes habían aparecido con vida en una casa del norte de Nigeria.

El ministro francés de Asuntos de Veteranos, Kader Arif, había dicho al Parlamento galo que los ciudadanos galos habían sido liberados, pero aclaró minutos después que estaba citando noticias de los medios y no había una confirmación oficial al respecto.

Se trata del primer caso de extranjeros secuestrados en el norte de Camerún, de mayoría musulmana. Se cree que esa región de la ex colonia francesa está en el ámbito de operaciones del grupo islamista Boko Haram y de otro grupo armado islamista nigeriano, Ansaru.

La amenaza para los ciudadanos franceses en la región ha crecido desde que Francia desplegó a miles de soldados en la cercana Mali para expulsar a los islamistas vinculados a Al Qaeda que tomaron el control del norte del país el año pasado.

El secuestro en Camerún eleva a 15 el número de franceses capturados en el África Occidental.

Fuentes diplomáticas francesas señalaron que el Gobierno no confirmaría la liberación de los rehenes hasta tener pruebas físicas o que estuvieran en manos francesas.