Rajoy dice que pondrá en marcha una segunda generación de reformas

miércoles 20 de febrero de 2013 23:04 CET
 

MADRID (Reuters) - El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, rechazó el miércoles que la economía española haya alcanzado un nivel de mejora que permita relajar las drásticas medidas emprendidas para reducir la crisis, y anunció una segunda generación de reformas para fomentar el crecimiento y el empleo.

En un debate centrado en economía y al que llegaba bajo la sombra de un presunto escándalo de corrupción en el seno de su partido, Rajoy usó también la última parte de su intervención para plantear el endurecimiento de las penas para quienes se aprovechen de sus cargos públicos para enriquecerse.

Rajoy, en su primer debate del estado de la nación como presidente desde que llegara al poder en diciembre de 2011, destacó que 2012 ha cerrado con un déficit público del 7 por ciento, y prometió que su primer objetivo sigue siendo "darle la vuelta a una situación" que colocó al país al borde del rescate el año pasado.

"Nada de brotes verdes, ni nubes pasajeras ni anticipos primaverales, la realidad es terriblemente dura", dijo Rajoy en el Parlamento tras defender las medidas emprendidas en los últimos 14 meses por su Gobierno en materia de déficit, consolidación bancaria y balanza de pagos.

Rajoy comenzó su discurso recordando a los 5,9 millones de desempleados, y posteriormente esbozó una segunda generación de reformas destinadas, además de a crear puestos de trabajo, a limpiar el sistema financiero y reformar sectores como la educación, la sanidad y la energía.

El grueso de esas medidas, algunas de las cuales se aprobarán en el Consejo de Ministros del viernes, se destinan fundamentalmente a las pequeñas y medianas empresas, que, por ejemplo, a partir de 2014 pagarán el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) sólo cuando se haya cobrado la factura.

Algunos analistas interpretaron que estas reformas, sin ser demasiado costosas para las arcas del Estado, supondrán un efecto de alivio sobre el principal tejido productivo del país, muy tocado por la falta de crédito y la morosidad.

"No va a sacar a España de la crisis, pero estas medidas van en el sentido correcto", dijo Henrik Lumholdt, presidente de la consultora económica Inside Economics."Puede ayudar la actividad económica de las pequeñas empresas y a las múltiples personas que van a pasar del paro a montar sus propias empresas".

Sin embargo, la oposición criticó el discurso del presidente, al que describieron como un falto de credibilidad, complaciente y excesivamente triunfalista.   Continuación...

 
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo el miércoles que pondrá en marcha una segunda generación de reformas en España que tendrán como meta fomentar el crecimiento y el empleo, algunas de las cuales se aprobarán en el consejo de ministros de este viernes. En la imagen, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, antes de su discurso en el debate sobre el Estado de la Nación, en el Congreso de los Diputados, en Madrid, el 20 de febrero de 2013. REUTERS/Sergio Pérez