China dice que las acusaciones de 'hackeo' carecen de pruebas

miércoles 20 de febrero de 2013 12:30 CET
 

PEKÍN (Reuters) - Las acusaciones de una empresa estadounidenses de seguridad informática sobre que una división secreta del Ejército chino estaba probablemente detrás de varios ataques informáticos tiene fallos científicos y por lo tanto no es fiable, según dijo el miércoles el Ministerio chino de Defensa.

Esa declaración se produjo después de que la Casa Blanca dijera durante la noche que la Administración Obama ha planteado reiteradamente sus preocupaciones sobre robo informático ante las más altas instancias del Gobierno chino, incluyendo mandos militares.

La empresa de seguridad, Madiant, identificó a la Unidad 61398 del Ejército Popular de China, con sede en Shanghái como la fuente más probable de los ataques. Madiant dijo creer que la unidad había realizado ataques "sostenidos" contra una gran variedad de industrias.

El Ministerio chino de Defensa, que ya ha negado las acusaciones, fue más allá en un nuevo comunicado criticando a Madiant por depender de datos espurios.

"El informe, al depender sólo en direcciones de enlace IP para llegar a la conclusión de que los ataques informáticos se originaron en China, carece de pruebas técnicas", indicó el Ministerio en un comunicado colgado en su página web (www.mod.gov.cn).

"Todo el mundo sabe que el uso de direcciones IP usurpadas para realizar ataques informáticos se produce casi a diario", añadió.

"En segundo lugar, aún no hay una definición clara, unificada, internacional sobre qué supone un 'ataque informático'. No hay pruebas legales que respalden un informe que induce subjetivamente que la recogida cotidiana de (información) en Internet sea espionaje en línea", señaló.

Dado que los ataques informáticos son un fenómeno transfronterizo, anónimo y engañoso, su misma naturaleza complica determinar de dónde provienen, indicó el comunicado.

La unidad 61398 se encuentra en el distrito de Pudong en Shanghái, centro bancario y financiero del país, y tiene empleados a miles de personas con un inglés fluido, así como operaciones de redes y programación informática, señaló Mandiant en su informe.   Continuación...

 
Las acusaciones de una empresa estadounidenses de seguridad informática sobre que una división secreta del Ejército chino estaba probablemente detrás de varios ataques informáticos tiene fallos científicos y por lo tanto no es fiable, según dijo el jueves el Ministerio chino de Defensa. En la imagen, un agente de la policía paramilitar ajusta el uniforme de su compañero durante las fiestas del Año Nuevo Chino en el complejo de la Ciudad Prohibida, en Pekín, el 14 de febrero de 2013. REUTERS/Petar Kujundzic