Israel niega que el australiano que se suicidó espiara para ellos

martes 19 de febrero de 2013 19:44 CET
 

JERUSALÉN (Reuters) - Israel negó el martes que el inmigrante australiano que se suicidó en 2010 mientras cumplía condena por supuestos delitos contra la seguridad hubiese espiado para su país.

En un comunicado de la oficina del primer ministro Benjamin Netanyahu, que supervisa la labor de los servicios de inteligencia israelíes, fue el primero en confirmar los hechos que implicaron a Ben Zygier, cuya identidad fue desvelada la semana pasada por la televisión australiana.

Desde entonces, uno de los abogados de Zygier lo ha relacionado con el Mossad, alimentando la especulación de que el ciudadano judío de 34 años, nacido en Melbourne, había sido arrestado y aislado por la sospecha de traición a los secretos de la agencia de espionaje israelí - tal vez con Australia.

"Después de muchos informes, la oficina del primer ministro subraya que el señor Zygier no tenía conexión con los servicios de seguridad y organizaciones australianas", dijo el comunicado.

Añade que Israel y Australia comparten una "excelente cooperación, plena coordinación y plena transparencia en el tratamiento de los temas de su agenda".

Sin nombrarle explícitamente, Israel ha confirmado de que en aquella época tenía detenido a un ciudadano con doble nacionalidad y con un seudónimo para impedir daños graves a los intereses nacionales, sobre los que no dio más información. La fecha del 15 de diciembre que dio para la muerte del detenido coincide con la que aparece en la tumba de Zygier.

Aflojando la mordaza que había mantenido hasta ahora, un tribunal israelí permitió el martes publicar los resultados de una investigación judicial sobre la muerte, completada hace dos meses.

Según la investigación, el prisionero se enrolló una sábana mojada alrededor del cuello, la ató a los barrotes de la ventana del baño en su celda y se ahorcó, falleciendo ahogado.

Medios israelíes han publicado que por razones de privacidad, la zona del baño no estaba cubierta por las cámaras de circuito cerrado que sí ofrecían imágenes de otras zonas de la celda de aislamiento.   Continuación...

 
Israel publicó el martes datos relacionados con el suicido de un inmigrante australiano en 2010 en una de sus prisiones que se ha dicho que era un espía del Mossad caído en desgracia, y afirmó que se ahorcó en su celda sin que intervinieran causas externas. Imagen del 14 de febrero de la tumba de Ben Zygier, identificado por medios australianos como el hombre que falleció en una prisión israelí en 2010 y que podría haber sido reclutado por los servicios secretos de este país, en el cementerio judío de Melbourne. REUTERS/Brandon Malone