Radicales islamistas secuestran a una familia francesa en Camerún

martes 19 de febrero de 2013 21:23 CET
 

YAUNDÉ/DAKAR (Reuters) - Radicales islamistas de la vecina Nigeria secuestraron a una familia francesa de siete miembros, incluyendo cuatro niños, en el norte de Camerún el martes, dijo el presidente francés, François Hollande.

El riesgo de ataques contra intereses y ciudadanos franceses en África ha aumentado desde que Hollande envió una misión a Mali el mes pasado para ayudar a derrotar a los rebeldes islamistas que ocupaban el norte del país.

"(La familia) Ha sido tomada por un grupo terrorista que conocemos y que está en Nigeria", dijo Hollande ante la prensa durante una visita a Grecia.

Los hombres, a bordo de motocicletas y armados con Kalashnikovs, interceptaron a la familia de turistas en su coche a las 07:00 y les obligaron a conducir hasta la cercana frontera con Nigeria, dijo un asistente del gobernador de la provincia a Reuters. El vehículo en que viajaban fue encontrado más tarde abandonado.

Los integristas islámicos del norte de Nigeria son el mayor riesgo para la estabilidad en el principal productor de petróleo del continente.

Los gobiernos occidentales están preocupados porque los radicales islamistas nigerianos Boko Haram puedan aliarse con otros grupos de la región, sobre todo con Al Qaeda en el Magreb Islámico, por el conflicto en el cercano Mali.

Los siete ciudadanos franceses fueron secuestrados en Dabanga, a unos 10 kilómetros de la frontera con Nigeria y cerca del parque nacional Waza, donde habían pasado la noche, en el norte de Camerún, una zona frecuentada por turistas occidentales.

Los padres de la familia, que está formada por dos hijos, dos hijas y otro pariente, trabajan para la firma francesa de energía GDF Suez.

GDF, que está construyendo un proyecto de gas naturas licuado en el sur de Camerún, confirmó que uno de sus empleados y su familia habían sido secuestrados mientras estaban de vacaciones.   Continuación...

 
Siete ciudadanos franceses - tres adultos y cuatro niños - fueron secuestrados en el norte de Camerún, cerca de la frontera con Nigeria, por un grupo de hombres armados que provenía de este último país, informó el martes el presidente francés, François Hollande. En la imagen, el presidente François Hollande señala durante una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Grecia Antonis Samaras (no fotografiado), en Atenas, el 19 de febrero de 2013. REUTERS/Thanasis Stavrakis/Pool