El PP inicia su cadena de denuncias relacionadas con el caso Bárcenas

lunes 18 de febrero de 2013 15:19 CET
 

MADRID (Reuters) - La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ha presentado una demanda contra su ex tesorero Luis Bárcenas y contra la editora del periódico El País, que publicó una supuesta contabilidad secreta de la formación en el poder, informó el lunes el partido.

"En los próximos días el Partido Popular y las personas afectadas por determinadas informaciones iniciarán las acciones legales pertinentes para defender su honorabilidad", dijo el PP en un comunicado de prensa.

Los dirigentes del Partido Popular han decidido desmentir vía judicial las noticias publicadas que apuntan a una presunta financiación ilegal del partido y al supuesto cobro de sobres en dinero negro por parte de sus altos cargos.

Las sospechas contra el PP se iniciaron tras la publicación hace unas semanas de una supuesta contabilidad secreta manuscrita del ex gerente, ex tesorero y ex senador del partido Luis Bárcenas, implicado en la trama de corrupción Gürtel, desde los años 90 hasta 2008.

El ex presidente del partido José María Aznar, en cuya etapa comenzaron los supuestos pagos irregulares, también ha presentado una demanda contra El País por una violación del derecho al honor, al igual, según medios, que la ex ministra de Exteriores Ana Palacios, que figura como supuesta receptora de sobres con dinero.

El caso Bárcenas ha colocado al PP contra las cuerdas de la opinión pública, que asiste entre asombrada e indignada a una secuencia imparable de casos de corrupción en la política española que ha llegado a salpicar hasta a la Familia Real.

 
La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, ha presentado una demanda contra su ex tesorero Luis Bárcenas y contra la editora del periódico El País, que publicó una supuesta contabilidad secreta de la formación en el poder, informó el lunes el partido. En la imagen, María Dolores de Cospedal en la sede del partido en Madrid el 31 de enero de 2013. REUTERS/Paul Hanna