Victoria conservadora sin mayoría en primera vuelta en Chipre

lunes 18 de febrero de 2013 12:59 CET
 

NICOSIA (Reuters) - El líder conservador Nicos Anastasiades ganó el domingo fácil la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Chipre pero no logró evitar una segunda ronda, lo que refleja las profundas divisiones entre los chipriotas por un acuerdo de rescate para salvar a la isla nación de la bancarrota.

Una crisis financiera en Chipre podría reactivar la crisis de deuda de la eurozona y los inversores están deseando ver que Anastasiades, el principal defensor del rescate internacional, alzarse con la victoria y garantizar un rescate a pesar de que también tiene sus inconvenientes.

Analistas dijeron que el abogado de 66 años será el probable vencedor de la segunda vuelta el 24 de febrero, pero la fuerte campaña presentada por sus dos principales rivales contra la austeridad indicó el profundo malestar que provoca el tema del rescate en el país.

"Es una victoria de las fuerzas que quieren que pasemos la página", dijo Anastasiades tras conocerse los resultados.

Un abogado que ha encabezado el Partido Democrático desde 1997 (DISY), Anastasiades logró el 45,4 por ciento de los votos, muy por delante del candidato de la izquierda Stávros Malás que consiguió el 26,9 por ciento. George Lillikas, un independiente, obtuvo el 24,9 por ciento.

"Este resultado significa que los chipriotas no ha decidido si Anastasiades es el hombre para sacarlos de la crisis. Será una segunda vuelta dura", dijo Fiona Mullen, una economista en la empresa consultora Sapienta.

Si gana, Anastasiades se enfrenta a una larga lista de desafíos para convencer a la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que firmen un rescate antes de que el pequeño estado afronte un repago de la deuda de 1.400 millones de euros en junio.

Tendrá que disipar los temores de que Chipre nunca será capaz de devolver su deuda, y calmar las preocupaciones del norte de Europa de que la isla es un centro de lavado de dinero procedente de Rusia.

 
El líder conservador Nicos Anastasiades ganó el domingo fácil la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Chipre pero no logró evitar una segunda ronda, lo que refleja las profundas divisiones entre los chipriotas por un acuerdo de rescate para salvar a la isla nación de la bancarrota. En la imagen, el candidato presidencial de Chipre Nicos Anastasiades del conservador Partido Democrático durante una declaración en el centrol electoral del partido, en Nicosia, el 17 de febrero de 2013. REUTERS/Yorgos Karahalis