ANÁLISIS-Mora y presión sobre la rentabilidad amenazan a la banca en 2013

lunes 18 de febrero de 2013 12:32 CET
 

MADRID (Reuters) - La banca española encara un 2013 marcado por el costoso acceso a la financiación, que presionará la rentabilidad de unas cuentas amenazadas por la subida de la mora a pymes y particulares, el próximo gran peligro del sector tras la pesada y todavía no cerrada digestión del ladrillo.

"En líneas generales, la banca española vivirá un ejercicio marcado por la caída de la rentabilidad, el deterioro de la calidad de los activos y un incremento de las provisiones que se hará extensible al sector de pymes", dijo Erwin van Lümich, analista senior de la agencia de calificación Fitch.

El complicado escenario, que algunos banqueros califican en privado de "dificilísimo", se produce además en un entorno de tipos bajos con el consiguiente efecto desfavorable sobre las carteras hipotecarias bancarias referenciadas en su gran mayoría al Euribor y que confluye con un escenario de recesión.

En este entorno, se prevé que los márgenes y la rentabilidad de la banca sigan resintiéndose. Según el Banco de España, la rentabilidad de los fondos propios (ROE) bajó hasta el -3 por ciento a junio de 2012 desde el 7,4 por ciento de junio de 2011.

"Es cierto que las entidades están intentando compensar la bajada de rentabilidad vía costes y cierre de oficinas pero es muy difícil que los márgenes vayan a retornar a los niveles de antes de la crisis cuando veíamos crecimientos de doble dígito. Eso no lo veremos", explicó el experto de Fitch.

Tras un 2012 marcado por el rescate bancario europeo y la creación de un banco malo para aislar el ladrillo más tóxico de la banca apoyada con 40.000 millones para sanear su balances, el sector tiene todavía varios frentes abiertos.

Pese a la relativa apertura de los mercados de financiación, con una ventana de liquidez a principios de año que fue aprovechada tanto por el Tesoro como por las empresas para financiarse más barato, todavía no se ha alejado el fantasma del crédito caro y escaso en un sector que obtiene una tercera parte de su financiación del BCE.

"Las ventanas para salir a los mercados han sido muy cortas y necesitamos períodos más duraderos porque las primas son excesivas", manifestó José Carlos Diez, economista jefe de Intermoney Valores, en referencia al diferencial de 365 puntos básicos entre la deuda española a diez años y su par alemán.

MÁS SANEAMIENTOS PENDIENTES   Continuación...

 
La banca española encara un 2013 marcado por el costoso acceso a la financiación, que presionará la rentabilidad de unas cuentas amenazadas por la subida de la mora a pymes y particulares, el próximo gran peligro del sector tras la pesada y todavía no cerrada digestión del ladrillo. En la imagen, un cartel del metro junto a la sede del Banco de España en Madrid el 6 de febrero de 2013. REUTERS/Sergio Pérez