El Papa pide en español plegarias por él y su sucesor

domingo 17 de febrero de 2013 16:05 CET
 

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - El papa Benedicto XVI pidió el domingo a los fieles que recen por él y por el próximo Papa, en unas declaraciones ante una multitud mayor de lo normal en una de sus últimas apariciones públicas antes de convertirse en el primer líder católico en renunciar en siglos.

La gente reunida en la plaza de San Pedro coreó "larga vida al Papa", ondeó banderas y rompió en largos aplausos mientras el pontífice hablaba desde su ventana. Benedicto XVI, de 85 años y que dimitirá el 28 de febrero, dio las gracias a la multitud en varios idiomas.

Empezando en español, dijo: "Os suplico que continuéis rezando por mí y por el próximo Papa".

No estaba claro por qué el Papa escogió el español para hacer la única referencia específica a su próxima renuncia.

Varios cardenales han dicho que estarían abiertos a elegir un Papa del mundo en desarrollo, ya sea de América Latina, África o Asia, en contraposición a un nuevo líder de los católicos provenientes de Europa, donde la Iglesia atraviesa una crisis y está cada vez más polarizada.

Tras su discurso, el Papa acudió al palacio Apostólico del Vaticano para iniciar un retiro espiritual de una semana - programado con anterioridad - y no hará apariciones públicas hasta el próximo domingo.

En la parte de su discurso en la que habló en italiano, Benedicto XVI mencionó a la Cuaresma, el periodo en que los cristianos reflexionan sobre sus acciones y buscan concentrarse en la oración, y se refirió a las dificultades al tomar decisiones importantes.

"En momentos decisivos de la vida, o de mayor reflexión, en cada momento de la vida estamos ante decisiones cruciales: ¿Queremos escuchar al 'yo' o a Dios? ¿Al interés individual o al Dios real?", inquirió.

POR EL BIEN DE LA IGLESIA   Continuación...

 
El papa Benedicto XVI pidió el domingo a los fieles que recen por él y por el próximo Papa, en unas declaraciones ante una multitud mayor de lo normal en su penúltima alocución dominical. En la imagen, un vendedor de periódicos muestra diarios con la fotografía del papa Benedicto XVI ante el Vaticano, el 17 de febrero de 2013. REUTERS/Alessandro Bianchi