El cine rumano se lleva el Oso de Oro de la Berlinale

domingo 17 de febrero de 2013 11:05 CET
 

BERLÍN (Reuters) - Rumanía se llevó este fin de semana un nuevo trofeo del circuito europeo de festivales de cine, cuando "Child's Pose" se llevó el Oso de Oro en Berlín, subrayando la creciente influencia del país como potencia cinematográfica en la era poscomunista.

La película, dirigida por Calin Peter Netzer, cuenta la historia de Cornelia, una madre obsesiva que utiliza todos los trucos a su alcance para evitar que su hijo vaya a la cárcel tras matar a un niño en un accidente de coche.

Se trata de la última entrada en una larga lista de éxitos de crítica en festivales como el de Berlín o el de Cannes que ha logrado el cine rumano en los últimos años, lo que lo ha llevado a un público más amplio.

Algunos de los directores más destacados del país, que han disfrutado de la libertad artística que floreció tras la muerte del dictador comunista Nicolae Ceausescu en 1989, rechazan las teorías sobre una "nueva ola" del cine, diciendo que reúne estilo e historias muy diferentes.

Pero desde que "La muerte del Sr Lazarescu" de Cristi Puiu llegó a Cannes en 2005, y dos años más tarde su compatriota Cristian Mungiu ganó la codiciada Palma de Oro en el festival francés por el desgarrador drama sobre el aborto "4 meses, 3 semanas y 2 días", el cine rumano se ha mantenido en escena.

"Esto es un reconocimiento, creo, de que el cine rumano sigue produciendo cine de buena calidad y lo ha hecho durante algunos años,y creo que es un buen legado que siga siendo así", comentó Netzer a Reuters tras recibir el Oso de Oro a la mejor película.

NARRACIÓN IMPÁVIDA

Aunque cada película es distinta, hay un nexo común de narración impávida y conmovedor drama humano que suele contrastarse con una sociedad fría y poco compasiva.

Netzer dijo que "Child's Pose" no es una crítica de la Rumanía actual, pese a su poco favorecedor retrato del materialismo ostentoso y la corrupción casual de los nuevos ricos.   Continuación...

 
Rumanía se llevó este fin de semana un nuevo trofeo del circuito europeo de festivales de cine, cuando "Child's Pose" se llevó el Oso de Oro en Berlín, subrayando la creciente influencia del país como potencia cinematográfica en la era poscomunista. En la imagen, el director Calin Peter Netzer sostiene el Oso de Oro a la mejor película por "Pozitia Copilului" (Child's Pose) en la 63 edición de la Berlinale, el 16 de febrero de 2013. REUTERS/Tobias Schwarz