Un meteorito explota sobre Rusia y causa más de 1.000 heridos

viernes 15 de febrero de 2013 20:31 CET
 

CHELYABINSK, Rusia (Reuters) - Un meteorito cruzó el cielo y explotó sobre el centro de Rusia el viernes, enviando bolas de fuego a la Tierra que destrozaron numerosas ventanas y dañar edificios, causando heridas a más de 1.000 personas.

Las personas que iban a trabajar en Chelyabinsk escucharon lo que sonó como una explosión, vieron una luz brillante y posteriormente sintieron una sacudida, según un corresponsal de Reuters en la ciudad industrial situada a 1.500 kilómetros al este de Moscú.

La bola de fuego, que viajaba a una velocidad de 30 kilómetros por segundo, según la agencia espacial rusa Roscosmos, cruzó el horizonte y dejó una larga columna de humo blanco que podía verse a hasta 200 kilómetros de distancia, en Yekaterimburgo.

Las alarmas de los coches saltaron, las ventanas estallaron y las redes de telefonía móvil funcionaban intermitentemente. El Ministerio del Interior dijo que la explosión del meteorito, un espectáculo muy poco habitual, causó un estampido sónico.

"Iba en coche a trabajar, estaba bastante oscuro, pero de repente hubo tanta luz como si fuera de día", dijo Viktor Prokofiev, un vecino de 36 años de Yekaterimburgo, en la zona de los montes Urales.

"Me sentí como cegado por unos faros", sostuvo.

El meteorito, que pesaba unas 10 toneladas y podría estar compuesto de hierro, entró en la atmósfera terrestre y se fragmentó a unos 30-50 kilómetros por encima de la superficie terrestre, según la Academia Rusa de las Ciencias.

No se registraron víctimas mortales, pero el Ministerio de Interior dijo que unas 1.200 personas resultaron heridas, al menos 200 de ellas niños, como consecuencia de la ruptura los cristales.

El Ministerio de Emergencias dijo que 20.000 trabajadores de los servicios de rescate y limpieza fueron enviados a la región después de que el presidente Vladimir Putin dijera al ministro Vladimir Puchkov que dispusiera ayuda para las personas afectadas.   Continuación...

 
Un meteorito cruzó el cielo y explotó sobre el centro de Rusia el viernes, enviando bolas de fuego a la Tierra que destrozaron numerosas ventanas y dañar edificios, causando heridas a más de 1.000 personas. En la imagen del 15 de febrero se puede ver a un policía junto al agujero en el hielo que según el Ministerio del Interior fue causado por uno de los fragmentos del meteorito en el llago Chebarkul, a unos 80 kilómetros al oeste de Chelyabinsk. REUTERS/Chelyabinsk region Interior Ministry/Handout AS A SERVICE TO CLIENTS - RTR3DU76