15 de febrero de 2013 / 6:39 / hace 5 años

Un meteorito explota sobre Rusia y causa más de 1.000 heridos

Un meteorito cruzó el cielo y explotó sobre el centro de Rusia el viernes, enviando bolas de fuego a la Tierra que destrozaron numerosas ventanas y dañar edificios, causando heridas a más de 1.000 personas. En la imagen del 15 de febrero se puede ver a un policía junto al agujero en el hielo que según el Ministerio del Interior fue causado por uno de los fragmentos del meteorito en el llago Chebarkul, a unos 80 kilómetros al oeste de Chelyabinsk.Chelyabinsk region Interior Ministry/Handout AS A SERVICE TO CLIENTS - RTR3DU76

CHELYABINSK, Rusia (Reuters) - Un meteorito cruzó el cielo y explotó sobre el centro de Rusia el viernes, enviando bolas de fuego a la Tierra que destrozaron numerosas ventanas y dañar edificios, causando heridas a más de 1.000 personas.

Las personas que iban a trabajar en Chelyabinsk escucharon lo que sonó como una explosión, vieron una luz brillante y posteriormente sintieron una sacudida, según un corresponsal de Reuters en la ciudad industrial situada a 1.500 kilómetros al este de Moscú.

La bola de fuego, que viajaba a una velocidad de 30 kilómetros por segundo, según la agencia espacial rusa Roscosmos, cruzó el horizonte y dejó una larga columna de humo blanco que podía verse a hasta 200 kilómetros de distancia, en Yekaterimburgo.

Las alarmas de los coches saltaron, las ventanas estallaron y las redes de telefonía móvil funcionaban intermitentemente. El Ministerio del Interior dijo que la explosión del meteorito, un espectáculo muy poco habitual, causó un estampido sónico.

"Iba en coche a trabajar, estaba bastante oscuro, pero de repente hubo tanta luz como si fuera de día", dijo Viktor Prokofiev, un vecino de 36 años de Yekaterimburgo, en la zona de los montes Urales.

"Me sentí como cegado por unos faros", sostuvo.

El meteorito, que pesaba unas 10 toneladas y podría estar compuesto de hierro, entró en la atmósfera terrestre y se fragmentó a unos 30-50 kilómetros por encima de la superficie terrestre, según la Academia Rusa de las Ciencias.

No se registraron víctimas mortales, pero el Ministerio de Interior dijo que unas 1.200 personas resultaron heridas, al menos 200 de ellas niños, como consecuencia de la ruptura los cristales.

El Ministerio de Emergencias dijo que 20.000 trabajadores de los servicios de rescate y limpieza fueron enviados a la región después de que el presidente Vladimir Putin dijera al ministro Vladimir Puchkov que dispusiera ayuda para las personas afectadas.

MUY POCO HABITUAL

La región de Chelyabinsk ha acogido desde hace mucho instalaciones de la industria militar y de defensa rusa y suele ser el lugar de desactivación de proyectiles de artillería.

Un funcionario ministerial local dijo que este tipo de incidentes son extremadamente raros y que podría estar vinculado con el asteroide del tamaño de una piscina olímpica que va a pasar cerca de la Tierra.

Sin embargo, la Agencia Espacial Europea indicó en su cuenta de Twitter que expertos confirmaron que no existía conexión entre ambos hechos.

Sergei Barabanov, astrónomo de la Academia Rusa de las Ciencias, también dudó de la noticia y dijo que no había pruebas para pensar que el meteorito fuera con el asteroide o se hubiera desgajado de él.

El gobernador regional de Chelyabinsk dijo que la lluvia de meteoritos causó daños por más de 30 millones de dólares, y el Ministerio de Emergencias dijo que unos 300 edificios resultaron dañados. Una de las piezas rompió la capa de hielo del cercano lago Cherbakul, dejando un agujero de varios metros de ancho.

Pese a las advertencias de no acercarse a objetos no identificados, algunos residentes locales fueron a buscar el meteorito.

"Vendo meteorito que cayó en Chelyabinsk", decía un anuncio de un supuesto vendedor, Vladimir, en una popular página web de subastas de Rusia. Junto al anuncio había una foto de una piedra ennegrecida que se vendía el viernes por la tarde en 1.488 rublos (49,46 dólares).

LUZ FUERTE, ROTURA DE VIDRIOS

Las ventanas se rompieron en la calle Lenin de Chelyabinsk y algunas marcos de las tiendas se hundieron.

Un sonido similar a una explosión se escuchó a las 9:20 hora local (05:20 GMT) y la onda expansiva pudo sentirse en edificios de viviendas del centro.

"Estaba en una parada de autobús, despidiéndome de mi novia", comentó Andrei, un joven que no quiso dar su apellido. "Entonces hubo una luz fuerte y vi una columna de humo a lo largo del cielo y sentí una onda de choque que rompió ventanas", agregó.

Las autoridades de la ciudad de Chelyabinsk instaron a los vecinos a permanecer en lugares cerrados a menos que necesitaran recoger a sus hijos en escuelas y guarderías. Agregaron que lo que sonó como una explosión fue escuchado a una altitud de 10.000 metros.

Un muro resultó dañado en la Planta de Zinc de Chelyabinsk, pero una portavoz afirmó que no existía una amenaza medioambiental.

Aunque los incidentes de este tipo son inusuales, se cree que un meteorito devastó un área de más de 2.000 kilómetros cuadrados en la zona de Tunguska, Siberia, en 1908, rompiendo ventanas en un radio de 200 kilómetros alrededor del lugar del impacto.

El Ministerio de Emergencias describió el suceso del viernes como "una lluvia de meteoritos en la forma de bolas de fuego" y dijo que los niveles de radiación del área eran normales. Además, llamó a los ciudadanos a no caer presas del pánico.

Simon Goodwin, un experto en astrofísica de la Universidad de Sheffield en Reino Unido, dijo que alrededor de entre 1.000 y 10.000 toneladas de material cae diariamente del espacio a la Tierra, pero que buena parte se quema en la atmósfera.

"Aunque hechos de esta magnitud son inusuales, un impacto que puede causar daños y muertes ocurre más o menos cada siglo" dijo. "Desafortunadamente no hay nada que podamos hacer para evitar estos impactos", añadió.

La agencia espacial estadounidense, NASA, ha dicho que un asteroide conocido como 2012 DA14, de cerca de 46 metros de diámetro, tendría el encuentro más cercano con la Tierra que cualquier otro asteroide desde que los científicos comenzaron a vigilar sus trayectorias hace cerca de 15 años.

Se espera que el asteroide pase a una distancia de 27.520 kilómetros de la Tierra el viernes, la más cercana desde que se comenzaron a monitorizar los asteroides hace unos 15 años.

/Por Natalia Shurmina y Andrey Kuzmin/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below