14 de febrero de 2013 / 14:03 / hace 5 años

Israel da detalles mientras crece el misterio del espía australiano

JERUSALÉN/CANBERRA (Reuters) - Un inmigrante australiano, que supuestamente fue reclutado por la agencia de espionaje israelí, el Mossad, fue acusado de graves delitos antes de que se suicidara en una cárcel israelí, dijo el jueves uno de sus abogados.

El caso, cuyos detalles se guardan con celo, ha planteado interrogantes en Australia e Israel sobre el supuesto uso por parte del Mossad de individuos con doble nacionalidad y las circunstancias tras la detención y muerte en 2010 de Ben Zygier, de 34 años.

Israel rompió el miércoles su silencio sobre la información de la Australian Broadcasting Corporation (ABC) que afirmaba que Zygier, que se mudó a Israel, fue encarcelado en aislamiento por un supuesto mal comportamiento mientras espiaba para el Mossad.

Levantando parcialmente el secreto sobre el caso, un tribunal israelí dijo que un ciudadano con doble nacionalidad había sido encarcelado en secreto bajo un nombre falso por “motivos de seguridad”, que fue hallado muerto en su celda y posteriormente se determinó que fue un suicidio.

El abogado penal israelí Avigdor Feldman dijo que se reunió con Zygier, apodado “prisionero X”, un día antes de su muerte.

“Me entrevisté con una persona equilibrada, dado el resultado tragico, que estaba sopesando racionalmente sus opciones legales”, dijo Feldman a Channel 10 Television.

Feldman dijo que Zygier estaba acusado de “delitos graves” y que había negociaciones en marcha para declararse culpable a cambio de una sentencia reducida. El abogado no dio más detalles sobre las acusaciones, que dijo que Zygier negaba. La información en Israel relativa a este caso ha estado sometida a una estricta censura gubernamental.

“Sus interrogadores le dijeron que podía esperar una sentencia de cárcel larga y ser aislado de su familia y la comunidad judía”, dijo Feldman. “No hubo fibra sensible que no tocaran y supongo que eso finalmente provocó el desenlace final”.

Los medios australianos han informado de que Zygier era uno de los al menos tres australianos-israelíes investigados por la Organización de Inteligencia y Seguridad Australiana bajo la sospecha de que espiaban para Israel.

Australia se quejó ante Israel en 2010 después de que unos pasaportes australianos falsos estuvieran entre los usados en una operación para asesinar a un alto cargo de Hamás en Dubái y que el emirato atribuyó a un grupo del Mossad. Los asesinos, según Dubái, también tenían pasaportes británicos, irlandeses, franceses y alemanes.

El Mossad tiene una reputación de haber incrementado en los últimos años su guerra en la sombra contra el programa nuclear iraní, la guerrilla Hezbolá de Líbano, el supuesto programa nuclear de Siria y el tráfico de armas a los palestinos a través de Dubái, Sudán y Egipto.

SECRETO

En un supuesto cambio respecto a comunicados previos, el ministro de Asuntos Exteriores australiano Bob Carr dijo el jueves que su ministerio tenía conocimiento del encarcelamiento de Zygier en Israel desde principios de febrero de 2010. El miércoles dijo que diplomáticos australianos en Israel sólo supieron de su detención tras su muerte más tarde ese año.

En Israel, la posibilidad de que un agente del Mossad haya sido tratado con tanta dureza fue comparado con casos conocidos cuando Israel encarceló a espías traidores bajo el manto del secretismo, a veces durante años.

Veteranos de inteligencia israelí dijeron que tales medidas reducían el riesgo de que países enemigos donde los detenidos habían servido llegaran a conocer sus auténticas identidades al rastrear sus actividades para exponer a otros espías aún encubiertos.

El Ministerio de Justicia de Israel dijo que un tribunal había ordenado investigar una posible negligencia en la muerte de Zygier.

Zygier, que procedía de una familia judía adinerada australiana y fue enterrado en Melbourne, había estado casado y tenía dos hijos pequeños. Sus familiares han declinado hacer comentarios sobre el caso.

Antiguos amigos en Australia dijeron que Zygier había sido abogado y solía contar historias del tiempo que pasó en el Ejército israelí. El Channel Two TV israelí dijo que Zygier hizo prácticas en el despacho de abogados privado de Yaakov Neeman, ahora ministro de Justicia.

El secretario del Ministerio de Exteriores Peter Varghese dijo a los diputados que la detención de Zygier, también conocido como Ben Alon y Ben Allen, no había sido secreta porque tanto su familia como los responsables de inteligencia australiano estaban al corriente.

Aún así, el secretismo oficial sobre Zygier, reforzado por censores militares, causó indignación en Israel, donde los reporteros indicaron que sus compatriotas sólo estaban a un click de ratón de informarse sobre el caso en los medios extranjeros.

/Por Rob Taylor y Maayan Lubell/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below