Rebeldes sirios capturan la localidad oriental de Shadade

jueves 14 de febrero de 2013 17:00 CET
 

AMÁN (Reuters) - Los rebeldes sirios capturaron el jueves una localidad situada en una provincia oriental productora de petróleo, después de tres días de combates en los que murieron 30 insurgentes del Frente al Nusra y 100 soldados del Gobierno, de acuerdo con un grupo de seguimiento del conflicto.

La toma de Shadade deja a los rebeldes más cerca de la capital provincial de Hasakah, situada unos 45 kilómetros al norte.

Además de una noticia del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos sobre los enfrentamientos en el sector, ha aparecido un vídeo en YouTube que muestra a combatientes del Frente al Nursa celebrando y coreando "Allahu Akbar, Nusra Nusra" (Alá es el más grande).

Omar Abu Laila, portavoz del mando oriental del insurgente Ejército de Siria Libre, dijo que unidades rebeldes, entre ellas el frente al Nusra, controlan ahora al Shadade tras haber capturado complejos de seguridad e inteligencia en la localidad.

Hasakah, una provincia donde viven árabes y kurdos, aporta buena parte de la producción siria de petróleo, que según se estima ha caído en un tercio a no más de 100.000 barriles por día, desde que comenzó la revuelta contra el presidente Bashar el Asad en marzo de 2011.

Abu Laila sostuvo que una guarnición del Ejército que custodiaba un yacimiento de gas cercano, al Ghabsa, huyó cuando las unidades de la oposición avanzaron desde el río Eúfrates hasta Shadade.

"Shadade y Ghabsa están ahora bajo nuestro control. En los próximos días avanzaremos hacia la ciudad de Hasakah", declaró Abu Laila, en una conversación telefónica desde el este de Siria.

Agregó que al Nusra detonó coches bombas cerca de los complejos de seguridad de Shadade, lo que les permitió atacar a la fuerza, ingresar a los edificios y tomar el control del pueblo, una estrategia vista en otras zonas capturadas por la oposición, compuesta mayoritariamente por islamistas.

Al-Nusra, que tiene entre sus filas a comandantes islamistas, tiene experiencia en fabricar coches bomba.

El grupo ayudó hace poco a combatientes rebeldes a capturar la vía Thalathin haciendo estallar un vehículo en un complejo de seguridad, según fuentes opositoras.

El avance rebelde en la provincia de Hasakah ha despertado preocupación entre los líderes políticos de la oposición siria, que tienen poco control sobre los insurgentes, debido a las tensiones étnicas entre árabes y kurdos que cargan con décadas de disputas territoriales en la zona.

 
Los rebeldes sirios capturaron el jueves una localidad situada en una provincia oriental productora de petróleo, después de tres días de combates en los que murieron 30 insurgentes del Frente al Nusra y 100 soldados del Gobierno, de acuerdo con un grupo de seguimiento del conflicto. En la imagen, hombres caminan en la zona de Al Masir en Alepo, el 13 de febrero de 2013. REUTERS/Muzaffar Salman