Obama insta al Congreso a hacer que el Gobierno trabaje para "la mayoría"

miércoles 13 de febrero de 2013 07:27 CET
 

WASHINGTON (Reuters) - El presidente Barack Obama desafió el martes a un Congreso dividido a respaldar sus planes para crear empleos de clase media en un discurso del Estado de la Unión que puso un énfasis renovado en la economía estadounidense y buscó apoyo para revisar las leyes de control de armas de fuego e inmigración.

Tratando de utilizar el impulso de su reelección en noviembre pasado, el presidente demócrata se comprometió a volcar gran parte de su atención a la reducción la tasa de desempleo del país, que llega a un 7,9 por ciento.

"Es nuestra tarea pendiente asegurar que este Gobierno trabaje en nombre de la mayoría, y no sólo de unos pocos", dijo.

Obama habló en la Cámara de Representantes para ofrecer su discurso ante una sesión conjunta del Congreso en momentos en que está enfrascado nuevamente en una amarga batalla con los republicanos sobre los impuestos y el gasto, y esta pelea arroja una sombra sobre su aparición.

Mientras Obama hablaba, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, lo acusó de ofrecer "poco más que las mismas políticas de estímulo que no han podido arreglar nuestra economía y poner a los estadounidenses de vuelta a trabajar".

Los comentarios de Boehner vinieron en un comunicado que fue emitido mientras Obama seguía pronunciando su discurso y el republicano estaba sentado detrás de él, a veces con el ceño fruncido. "El presidente tuvo la oportunidad de ofrecer una solución esta noche y la dejó pasar", dijo Boehner en su declaración.

Obama reservó sus palabras más duras para instar la resolución de una enconada batalla por el presupuesto que se traducirá en recortes de gastos automáticos a finales de mes a menos que un acuerdo pueda ser alcanzado.

Los estadounidenses, dijo Obama, no esperan que el Gobierno resuelva cada problema, "pero sí esperan que pongamos los intereses de la nación antes que los del partido. Esperan que nosotros forjemos compromisos razonables cuando podamos".

Sin embargo, muchas de sus propuestas pueden afrontar un camino difícil para avanzar en el Congreso. El mandatario propuso elevar el salario mínimo para los trabajadores desde 7,25 dólares la hora a 9 dólares. Los republicanos se oponen por lo general a los aumentos en el salario mínimo por el temor a que esto lleve a las empresas a despedir trabajadores.   Continuación...

 
El presidente Barack Obama desafió el martes a un Congreso dividido a respaldar sus planes para crear empleos de clase media en un discurso del Estado de la Unión que puso un énfasis renovado en la economía estadounidense y buscó apoyo para revisar las leyes de control de armas de fuego e inmigración. En la imagen, Obama durante su discurso en Washington, el 12 de febrero de 2013. REUTERS/Kevin Lamarque