El Vaticano planea una gran despedida para el Papa e inicia las consultas

martes 12 de febrero de 2013 20:01 CET
 

CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - Cardenales de todo el mundo han iniciado los contactos informales para discutir quién guiará a la Iglesia en un período de crisis, mientras el Vaticano decía que planea una gran despedida para el papa Benedicto XVI antes de que se convierta en el primer pontífice que renuncia en varios siglos.

En una rueda de prensa el martes para conocer los planes del Papa en las dos próximas dos semanas antes de dejar el cargo, el Vaticano también reveló que el Sumo Pontífice, de 85 años, tiene un marcapasos desde antes de que fuera elegido para liderar la Iglesia en 2005.

La Santa Sede dijo que ninguna enfermedad en particular lo llevó a renunciar, sólo su edad y una menor fuerza física y mental.

También señaló que el Papa no desempeñará ningún papel en la dirección de la Iglesia tras su renuncia el 28 de febrero.

"El Papa ha dicho en su declaración que usará su tiempo para orar y reflexionar y que no tendrá responsabilidad alguna en la dirección de la Iglesia ni en deberes administrativos o de Gobierno", dijo el sacerdote Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, a periodistas.

"Esto está absolutamente claro y es el sentido de la renuncia", dijo Lombardi, que agregó que "no intervendrá de ninguna manera" en la elección de su sucesor.

El inesperado anuncio llevó al Vaticano a cambiar rápidamente la sede de algunas actividades papales para que más personas pudieran ver a Benedicto XVI antes de su renuncia.

El miércoles, el Papa tenía previsto encabezar el tradicional servicio del miércoles de Ceniza en una pequeña iglesia de Roma, pero el evento fue trasladado a la Basílica de San Pedro para lo que sería su última misa en público.

Su última audiencia general, que está prevista para el día antes de su renuncia, se ha cambiado de la sala de audiencias del Vaticano, con una capacidad para 10.000 personas, para la plaza San Pedro, donde pueden reunirse cientos de miles.   Continuación...

 
Cardenales de todo el mundo han iniciado los contactos informales para discutir quién guiará a la Iglesia en un período de crisis, mientras el Vaticano decía que planea una gran despedida para el papa Benedicto XVI antes de que se convierta en el primer pontífice que renuncia en varios siglos. En la imagen, la basílica de San Pedro en el Vaticano, el 12 de febrero de 2013. REUTERS/Alessandro Bianchi