Víctimas de abusos sexuales critican el papado de Benedicto XVI

martes 12 de febrero de 2013 14:57 CET
 

ROMA (Reuters) - El Papa Benedicto XVI deja el cargo sin haber podido acabar con los abusos sexuales a niños por parte de sacerdotes ni con la cultura del secreto que fomentó un escándalo aún en marcha, dijeron grupos que representan a algunas de las víctimas.

Bishops Accountability, un grupo de presión de EEUU dedicado a pedir que los obispos rindan cuentas, dijo que el Papa se había disculpado frecuentemente por el daño cometido por sacerdotes pero nunca había adoptado acciones efectivas para rectificar "el daño incalculable" infligido a cientos de miles de niños por clérigos depredadores.

"Las palabras de Benedicto XVI suenan a hueco. Habló como un transeúnte conmocionado, como si se acabara de topar con la crisis de abusos", dijo Anne Barrett Doyle, codirectora del grupo en un comunicado.

El virulento escándalo de abusos sexuales estalló mucho antes de que el entonces cardenal Joseph Ratzinger fuera nombrado papa en 2005, pero ensombreció su papado desde el inicio, conforme salían a la luz más y más casos en diócesis de todo el mundo.

Cientos de víctimas salieron a la luz con devastadores relatos de abusos sufridos a manos de curas a veces durante años que les dejaron con profundas heridas psicológicas.

El escándalo estalló en Boston en 2002 cuando comenzaron a surgir informaciones de encubrimientos sistemáticos de abusos sexuales, que consistían en cambiar a los párrocos de diócesis en vez de expulsarlos del cargo y entregarlos a las autoridades civiles.

La iglesia irlandesa también se vio sacudida por las revelaciones de años de abusos y negaciones en hogares infantiles, que llevó a un colapso de las relaciones diplomáticas entre Dublín y la Santa Sede.

Benedicto XVI habló de limpiar la "mugre" de la Iglesia justo antes de asumir el cargo en 2005 y posteriormente expresó "profundo remordimiento" por los daños. Pero la conmoción sentida en todo el mundo católico contribuyó a una hemorragia constante de miembros.

"Habló públicamente de la crisis más que su predecesor pero eso por sí solo no es ningún logro", dijo en un comunicado SNAP, otro grupo en defensa de las víctimas de abusos del clero.   Continuación...

 
El Papa Benedicto XVI deja el cargo sin haber podido acabar con los abusos sexuales a niños por parte de sacerdotes ni con la cultura del secreto que fomentó un escándalo aún en marcha, dijeron grupos que representan a algunas de las víctimas. En la imagen, gente con pancartas con fotos de víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes católicos, en una rueda de prensa en la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles, California, el 1 de febrero de 2013. REUTERS/David McNew