El Supremo falla a favor de la inhabilitación del CEO de Santander

martes 12 de febrero de 2013 15:42 CET
 

MADRID (Reuters) - El Tribunal Supremo español falló el martes en contra de los efectos administrativos del indulto que el anterior Gobierno concedió al consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, en lo relativo a la inhabilitación para ejercer la profesión bancaria, explicó un portavoz del Supremo.

"Se ha atendido el recurso en lo relativo a la inhabilitación", explicó un portavoz del Supremo que señaló que el tribunal ha entendido por unanimidad que se mantienen los antecedentes penales del indultado independientemente de la suspensión de la pena, potestad del Gobierno.

El consejero delegado del mayor banco español solicitó en marzo de 2011 el indulto con relación a una sentencia del Supremo que condenaba al ejecutivo de la entidad a tres meses de arresto por un delito parcial de acusación falsa contra unos deudores de Banesto, lo que acarreaba la inhabilitación para ejercer la actividad bancaria.

Una portavoz del banco, consultada por la nueva decisión del Supremo, no quiso hacer comentarios como tampoco lo hizo el Banco de España, en última instancia responsable de la aplicación de la normativa sobre ejercicio de la actividad en la banca.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, mostró el martes el máximo respeto con la sentencia y dijo: "No tenga usted la más mínima duda de que tanto el Banco de España como el Gobierno aplicarán la ley al respecto como no puede ser de otro modo, y respetarán las sentencias".

Un mes antes de la concesión del indulto- que concedió el anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en la última reunión del consejo de ministros de su legislatura- el Tribunal Supremo ya informó desfavorablemente sobre la petición solicitada por el consejero delegado al no apreciar "concurrencia de razones de justicia o equidad para la concesión del indulto".

El pasado mes de febrero la agrupación política ecologista ICV-EUiA presentó un recurso en contra del indulto para exigir que Sáenz abandonase sus cargos en banca. El grupo sostenía que, pese al indulto, el delito no prescribe y ha de apartarse de la práctica bancaria aduciendo a la "honorabilidad" que establece la normativa en España.

Cuando concedió el perdón, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero explicó que el indulto conmutaba no sólo la pena de arresto mayor sino también "la accesoria de suspensión de ejercicio profesional" a cambio de la multa máxima prevista en la legislación.

Actualmente, el Gobierno de Mariano Rajoy trabaja en un Real Decreto para modificar los requisitos de "honorabilidad" en las entidades de crédito en la que se contemplan posibles excepciones a delitos probados y condenados. link.reuters.com/tuq85t

"No es tanto un tema de honorabilidad, que lógicamente se tiene que reforzar, sino también de profesionalidad", dijo Guindos el martes preguntado sobre la nueva normativa. "Si hubiéramos tenido esta normativa en vigor, algunas de las cosas que hemos visto en los consejos de las cajas de ahorro en España no hubieran ocurrido".

 
El Tribunal Supremo español falló el martes en contra del indulto que el anterior Gobierno concedió al consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, en lo relativo a la inhabilitación para ejercer la profesión bancaria, explicó un portavoz del alto tribunal. En la imagen de archivo, Alfredo Sáenz durante la presentación de los resultados de Santander en Boadilla del Monte, Madrid, el 26 de abril de 2012. REUTERS/Sergio Pérez