10 de febrero de 2013 / 11:18 / hace 5 años

Cameron pide a Escocia que no se separe de Reino Unido

El primer ministro británico, David Cameron, admitió el domingo que Escocia tiene los elementos necesarios para ser una nación independiente, pero dijo que ahora disfruta de "lo mejor de los dos mundos" y rogó que no cause la ruptura de Reino Unido. Imagen de Cameron el 8 de febrero en una rueda de prensa al final del último Consejo Europeo celebrado en Bruselas. REUTERS/Yves Herman

LONDRES (Reuters) - El primer ministro británico, David Cameron, admitió el domingo que Escocia tiene los elementos necesarios para ser una nación independiente, pero dijo que ahora disfruta de “lo mejor de los dos mundos” y rogó que no cause la ruptura de Reino Unido.

Aumentando la intensidad de la campaña gubernamental para mantener unido el país a un año del referéndum en Escocia, Cameron urgió a la región a que no rompa una unión con Inglaterra que nació hace 306 años.

“Hablando en plata: Reino Unido funciona. Reino Unido funciona bien. ¿Por qué romperlo?” escribió en un artículo publicado en diarios escoceses.

“La gran pregunta es para que la decidan los escoceses. Pero la respuesta importa en todo nuestro Reino Unido. Escocia está mejor en Reino Unido. Todos estamos mejor juntos y peor separados”.

El futuro político y el legado histórico de Cameron están en juego. Él aspira a la reelección en 2015 y el Partido Conservador no le perdonaría una ruptura de Reino Unido, formado por Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

Los principales partidos británicos hacen campaña conjunta contra la independencia, sabiendo que el Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés) del primer ministro autonómico, Alex Salmond (SNP) es una máquina política astuta y muy motivada que no ahorrará ningún esfuerzo en la votación más importante de su historia.

Aprovechando un cóctel de emociones que mezcla rivalidad histórica, gustos políticos diversos y una percepción de que el Parlamento británico en Londres no cuida los intereses de Escocia, la campaña de “Escocia Sí” quiere alcanzar la independencia en 2016.

PROBLEMAS

La secesión crearía graves problemas para el resto de Reino Unido.

La flota de submarinos nucleares Trident tiene su base en Escocia, los ingresos del petróleo en el mar del Norte - aguas escocesas - siguen siendo muy importantes, y los analistas dicen que Reino Unido tendría dificultades para mantener su voz en foros internacionales como Naciones Unidas, así como en la toma de decisiones en la Unión Europea.

El SNP publicó un documento este mes que decía que los preparativos para la transición podrían hacerse en 16 meses y que el Día de la Independencia podría llegar en marzo de 2016, un calendario calificado de irreal por la oposición.

Los sondeos muestran que el apoyo a la independencia se ha frenado. Los últimos daban un 32 por ciento al “sí” y un 47 por ciento al “no”, pero Cameron y los políticos de otros partidos siguen nerviosos.

Se espera que el lunes el Gobierno publique el primero de varios documentos sobre la independencia de Escocia, en el que analizará las implicaciones legales y constitucionales de un triunfo del “sí”.

Cameron quiere recordar el elevado nivel de autonomía que disfruta la región con parlamento propio, y ha insinuado que podría darle aún más competencias.

“Conozco de primera mano las contribuciones que Escocia y los escoceses hacen al éxito de Reino Unido, así que para mí no hay dudas sobre si Escocia podría ser una nación independiente”, escribió.

/Por Andrew Osborn/

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below