El centroizquierda probablemente necesite a Monti para gobernar

viernes 8 de febrero de 2013 12:50 CET
 

ROMA (Reuters) - El centroizquierda va camino de ganar las elecciones en Italia, pero puede tener que formar una coalición con el primer ministro saliente Mario Monti, según mostraron los sondeos respecto al resultado de los comicios del 24-25 de febrero.

Los últimos sondeos que pueden publicarse en Italia antes de la cita en las urnas mostraron que el Partido Democrático de Pierluigi Bersani tiene aún cinco puntos o más de ventaja, pese al escándalo bancario con el que se le vincula, y al continuo resurgir del ex primer ministro Silvio Berlusconi.

Los sondeos señalan que un gran grupo de indecisos podrían ser decisivos en las últimas dos semanas, pero la mayoría confirmaron las predicciones de que Bersani se quedaría corto en el Senado y necesitaría un aliado para gobernar, y Monti es de lejos el candidato más probable.

Bersani parece tener garantizada una cómoda mayoría en la cámara baja, donde sólo necesita acabar por delante para hacerse con una serie de escaños más.

Un sondeo de ISPO para el Corriere della Sera daba al centroizquierda un 37,2 por ciento de los votos, frente al 29,7 por ciento del centroderecha de Berlusconi.

Pero los escaños del Senado salen de las regiones, y en los campos de batalla claves de Sicilia y Lombardía hubo una diferencia de menos de tres puntos entre el centroderecha y el centroizquierda, aproximadamente el mismo margen de error del sondeo, dijo ISPO.

El Senado tiene los mismos poderes que la Cámara de diputados en la redacción de leyes.

Bersani y Monti han comenzado a hacer cautos acercamientos esta semana, pero cualquier alianza contará previsiblemente con la oposición de uno de los miembros de la coalición de centroizquierda, el partido Libertad y Ecología de Izquierda (SEL). Monti ha pedido a Bersani que prescinda de SEL o se arriesga a asustar a los inversores internacionales.

El magnate multimillonario Berlusconi, maestro comunicador, ha erosionado la ventaja del centroizquierda en el último mes, prometido recortes de impuestos, mientras que el escándalo sobre las pérdidas de productos derivados de Banca Monte dei Paschi di Siena ha dañado al Partido Democrático de Bersani, que tiene vínculos históricos con la entidad toscana.

Un sondeo de Demos y Pi en el diario de izquierdas La Repubblica mostró que la coalición de Bersani obtendría un 34,1 por ciento de los votos, una pérdida de 4 puntos en las últimas tres semanas. En el mismo periodo, el grupo de Berlusconi subió al 28,6 por ciento, frente al 25,8 por ciento.

El Movimiento Cinco Estrellas del cómico Beppe Grillo también ganó terreno, al 16 por ciento desde el 13 por ciento previo. Los centristas de Monti estaban en el 16 por ciento, con poco cambio frente a tres semanas antes.

 
El centroizquierda va camino de ganar las elecciones en Italia, pero puede tener que formar una coalición con el primer ministro saliente Mario Monti, según mostraron los sondeos respecto al resultado de los comicios del 24-25 de febrero. En la imagen, Monti en Davos el 23 de enero de 2013. REUTERS/Denis Balibouse