8 de febrero de 2013 / 9:48 / hace 5 años

Garzón pide voluntad política en los casos de corrupción

El juez Baltasar Garzón pidió el viernes mayor voluntad política para destapar e investigar los casos de corrupción, después de que el caso Gürtel que él comenzó a indagar haya alcanzado al Partido Popular y al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a través del ex tesorero del partido Luis Bárcenas. En la imagen, Baltasar Garzón en Valparaíso, al noroeste de Santiago, el 16 de enero de 2013.Eliseo Fernández

MADRID (Reuters) - El juez Baltasar Garzón pidió el viernes mayor voluntad política para destapar e investigar los casos de corrupción, después de que el caso Gürtel que él comenzó a indagar haya alcanzado al Partido Popular y al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a través del ex tesorero del partido Luis Bárcenas.

Garzón, que ahora trabaja asesorando a gobiernos iberoamericanos, reclamó también que la investigación - ahora en manos de la Fiscalía Anticorrupción - sobre una supuesta contabilidad oculta del PP publicada por el diario El País atribuyéndosela al ex tesorero del partido Luis Bárcenas pase a manos de un juez.

"Los casos de corrupción se dilatan, hay falta de voluntad política en la investigación", dijo Garzón en una entrevista en la cadena SER.

"Lo que perjudica a España es la actitud de entorpecimiento, lo que tiene que haber es claridad", agregó.

El magistrado fue inhabilitado durante nueve años por el delito de prevaricación, después de que el Tribunal Supremo determinara que violó el derecho de defensa de los principales acusados en la trama de corrupción Gürtel - en la que Bárcenas está imputado - al ordenar grabar conversaciones en prisión con sus abogados.

Garzón volvió a defender su actuación y destacó que fue sometido a un "juicio exprés", mientras la investigación sobre Gürtel aún sigue en la fase de instrucción, cuatro años después.

Bárcenas, que también está siendo investigado por una cuenta en Suiza en la que llegó a tener 22 millones de euros, ha negado ser el autor de los documentos publicados por El País y tanto él como los dirigentes del PP - Rajoy incluido - han negado la existencia de pagos irregulares en el partido.

Preguntado sobre si hay una relación entre el dinero de Bárcenas en Suiza y la investigación judicial que lo vincula a Gürtel con los papeles que se le atribuyen con una presunta contabilidad oculta del PP, Garzón respondió: "Aparentemente. Lo primero que hay que hacer es investigar esos papeles".

El juez jienense de 57 años rechazó la posibilidad de que él haya estado detrás de la filtración al periódico, una de las múltiples versiones que los medios de comunicación están mencionando estos días.

"Ojalá que hubiera tenido la posibilidad de denunciar esos hechos en su momento", afirmó.

DIMISIONES

En cuanto a la presencia en esos papeles de Rajoy como uno de los presuntos receptores de dinero irregular, señaló que "el que una persona aparezca o deje de aparecer es indiferente".

"La colaboración tanto del presidente del Gobierno como del Gobierno como del Partido Popular debería ser absoluta, a la investigación y no a la negación", dijo.

"No se trata de inculpar a todos ni de destruir a todos, si hay indicios se tiene que colaborar en esa investigación y (...) esos indicios son evidentes".

Garzón sí se mostró partidario de la dimisión de la ministra de Sanidad Ana Mato, cuyo ex marido está imputado en el caso Gürtel y de la que un informe policial dijo que supuestamente habría recibido regalos de una trama que pagaba presuntamente a cargos públicos para la obtención de favores empresariales.

"Los políticos deben ser el espejo en el que mire la sociedad, hay que asumir esa responsabilidad", señaló.

Garzón lamentó lo que calificó de "desconexión absoluta entre el Gobierno y los ciudadanos" y afirmó que la sensación de impunidad que muchos tienen de los políticos por los numerosos escándalos de corrupción en un país abatido por la crisis económica "responde a una realidad".

Además, se mostró muy crítico con la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno el año pasado y de la que la fiscalía está investigando si se habrían beneficiado Bárcenas y otros acusados de la red Gürtel.

"Esa amnistía fiscal en sí misma es una ofensa a todos los ciudadanos, debería ser exactamente lo contrario", dijo.

"Que iba a ser vehículo de que algunos que tienen sus dineros fuera o que han podido utilizarlos para hechos delictivos iban a entrar por ahí, eso era evidente", agregó.

Por ello, pidió una "revisión profunda" de los beneficiados por esta medida, a la que no podían acoger aquellos con causas judiciales pendientes.

Respecto a su futuro, Garzón inicialmente rechazó que vaya a volver a la política - tras un breve periodo como dirigente antidrogas en el Gobierno socialista de Felipe González en 1993 -, pero también dejó la puerta abierta.

"Como la canción, depende, de qué depende", bromeó.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below