La cumbre del presupuesto de la UE comienza con fuertes diferencias

jueves 7 de febrero de 2013 22:34 CET
 

BRUSELAS (Reuters) - Una cumbre de alto nivel para negociar el próximo presupuesto europeo a largo plazo se retrasó más de cinco horas para comenzar el mal el jueves tras las fuertes diferencias surgidas entre Reino Unido, Francia y otros países sobre las cifras principales.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, jefe negociador de las conversaciones, tenía la intención de presentar un plan de presupuesto a los líderes europeos en la noche del jueves, pero aplazó la decisión después de quedar claro que no había base para alcanzar un acuerdo.

No estaba claro si pondría el plan sobre la mesa más tarde el jueves o lo retrasaría hasta el viernes, como un diplomático apunto como posibilidad. Cuando la cumbre comenzó alrededor de las nueve de la noche, los líderes no tenían ninguna propuesta delante.

El presupuesto, que cubre el período 2014-2020, cubre casi un billón de euros en todo tipo de gasto, desde las ayudas a la agricultura, la investigación científica, carreteras e infraestructuras, ayuda exterior y asistencia al desarrollo.

Aunque se trata aparentemente de una cifra enorme, es relativamente pequeña en términos del PIB anual, ya que supone alrededor del 1 por ciento de la producción total de la UE, o alrededor de 150 millones de euros al año.

Sin embargo, eso no impide que las negociaciones sobre el paquete provocan profundas divisiones nacionales y regionales, en particular entre los países del norte de Europa que quieren contener el gasto y los estados del sur y del este de Europa que quieren mantener la financiación en infraestructuras y agricultura.

Esas diferencias salieron a la luz el jueves con funcionarios de la UE diciendo que Francia y Reino Unido mantenían fuertes discrepancias, no sólo en los números, sino sobre si sus líderes deben reunirse.

Cameron ha dicho que quiere ver recortados "decenas de miles de millones" de los 972.000 millones de euros del plan que Van Rompuy presentó a los líderes europeos en una cumbre en noviembre, cuando fue imposible alcanzar un acuerdo.

Pero reducir los números como quiere Cameron supondría recortar programas como las ayudas agrícolas que Franica, Italia, España, Polonia y otros países defienden con firmeza.

El presupuesto debe ser aprobada de forma unánime, lo que significa que cada países, desde la pequeña Malta a Alemania, tienen derecho de veto.

 
El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, decidió no presentar el próximo presupuesto europeo en una cumbre el jueves después de que saltaran fuertes discrepancias entre las naciones claves por las cifras, dijeron diplomáticos de la UE. En la imagen, la canciller alemana Angela Merkel (I), el primer ministro británico David Cameron (C) y el presidente del Parlamento europeo Martin Schulz (D) asisten a la cumbre de líderes de la Unión Europea para discutir el presupuesto a largo plazo de la UE, en Bruselas, el 7 de febrero de 2013. REUTERS/Yves Herman