Las Pussy Riot apelan al Tribunal Europeo de Derechos Humanos

jueves 7 de febrero de 2013 18:39 CET
 

MOSCÚ (Reuters) - Tres miembros de la banda rusa de punk Pussy Riot han apelado al Tribunal Europeo de Derechos Humanos sus sentencias de cárcel por una protesta contra los lazos del presidente Vladimir Putin con la Iglesia ortodoxa rusa.

Nadezhda Tolokonnikova y Maria Alyojina, condenadas por "gamberrismo motivado por odio religioso", ya han cumplido casi la mitad de sus penas de dos años de prisión. Yekaterina Samutsevich fue puesta en libertad con una sentencia en suspenso.

El abogado Pavel Chikov dijo que Rusia violó los derechos de las jóvenes a la libertad de expresión, un juicio justo y libertad. También recibieron un trato inhumano cuando estaban bajo custodia en la época de su juicio, cuando se les impidió dormir y no recibieron comida suficiente durante días, añadió.

La "plegaria punk" de Pussy Riot, que llegó en pleno auge de la mayor ola de protestas registrada contra Putin en sus 13 años gobernando Rusia, era una protesta política y fue descalificada erróneamente como dirigida a incitar el conflicto religioso, aseguró Chikov.

"Creo que saldrán de prisión antes del veredicto del tribunal", comentó el letrado el jueves, un día después de enviar la apelación a Estrasburgo.

"Pero el Tribunal Europeo no es el mecanismo clave para buscar su pronta liberación. Es importante para traer justicia, declararlas no culpables y, en algún momento, exonerarlas", dijo.

La sentencia de las jóvenes expira en marzo de 2014 y no está claro si el tribunal anunciará antes su decisión.

El pasado febrero, las tres irrumpieron en el altar de la principal catedral ortodoxa de Moscú para ofrecer una ruidosa canción protesta pidiendo a la Virgen María que librase a Rusia de Putin.

A las integrantes de la banda se les permitió tener un contacto muy limitado con sus abogados defensores, cuyas acciones se vieron a menudo restringidas, y no deberían haber sido retenidas durante más de cinco meses antes de su juicio, dijo Chikov.   Continuación...

 
Tres miembros de la banda rusa de punk Pussy Riot han apelado al Tribunal Europeo de Derechos Humanos sus sentencias de cárcel por una protesta contra los lazos del presidente Vladimir Putin con la Iglesia ortodoxa rusa. En la imagen, la integrante de la banda de punk Pussy Riot escucha su veredicto desde el puesto del acusado durante una vista en el tribunal en Berezniki, en la región cerca de los Urales, el 16 de enero de 2013. REUTERS/Sergei Karpukhin