RBS recibe una multa de 454 millones en un caso de manipulación de tasas

miércoles 6 de febrero de 2013 17:53 CET
 

LONDRES (Reuters) - El prestamista británico Royal Bank of Scotland pagará 615 millones de dólares (454 millones de euros) a las autoridades estadounidenses y del Reino Unido para archivar las acusaciones de manipulación de tasas globales, incluyendo la referencial Libor.

"El consejo directivo de RBS sabe que hubo deficiencias serias en nuestros sistemas y controles y también en la integridad de un pequeño grupo de nuestros empleados", dijo el miércoles el presidente de la empresa, Philip Hampton.

"Este es un día triste para RBS, pero también uno importante para dejar los errores en el pasado", agregó.

Más de una decena de operadores de las oficinas de RBS en Londres, Singapur y Tokio manipularon la tasa interbancaria Libor, que es utilizada como referencia de préstamos por billones de dólares en todo el mundo, al menos entre 2006 y 2010.

El fraude continuó incluso a pesar de que los operadores supieron que las tasas informadas para la fijación de los tipos referenciales estaban siendo investigadas.

En un intento por evitar una tormenta política, el banco recortará las bonificaciones de su personal para pagar las multas, las segundas más grandes hasta el momento en una investigación que también implicó a los bancos UBS y Barclays.

El suizo UBS acordó pagar 1.500 millones de dólares para cerrar los cargos, mientras que el británico Barclays pagó cerca de 450 millones.

La investigación implica a más de una decena de bancos a nivel global.

Unos 87,5 millones de libras esterlinas (137,1 millones de dólares) se pagarán a la Autoridad de Servicios Financieros de Reino Unido, 150 millones al Departamento de Justicia de Estados Unidos y 325 millones a la Comisión de Intermediación de Futuros.   Continuación...

 
El prestamista británico Royal Bank of Scotland pagará 615 millones de dólares (454 millones de euros) a las autoridades estadounidenses y del Reino Unido para archivar las acusaciones de manipulación de tasas globales, incluyendo la referencial Libor. En la imagen, un transeúnte pasa junto a una sucursal de RBS en Londres, el 4 de febrero de 2013. REUTERS/Andrew Winning