Suiza asegura estar cooperando con España en el caso Bárcenas

miércoles 6 de febrero de 2013 16:29 CET
 

GINEBRA (Reuters) - Suiza está cooperando con España ante la solicitud de detalles de cuentas bancarias conectadas con el ex tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas en el marco de un caso de corrupción que ha salpicado a la formación en el poder, dijo el miércoles el fiscal general suizo.

Michael Lauber declinó nombrar los bancos o individuos bajo sospecha.

"Puedo decir dos cosas. Mantenemos una buena cooperación con las autoridades españolas. Desde luego, tenemos interés en recibir todo lo necesario para continuar las indagaciones", dijo Lauber en rueda de prensa en Ginebra al ser preguntado sobre el estado de la investigación.

La Fiscalía Anticorrupción investiga las informaciones del diario El País, según las cuales había una contabilidad alternativa en el Partido Popular a través de la cual se realizaban pagos irregulares a sus dirigentes con dinero procedente de constructoras durante el boom inmobiliario que precedió al estallido de la burbuja que hundió a España en la crisis de deuda y en la recesión hace cinco años.

El presidente Mariano Rajoy ha dicho que las acusaciones son falsas, anunció auditorías de las cuentas de su partido y prometió hacer pública su declaración de la renta en la página web del Gobierno.

"En todo lo que respecta al número de cuentas y el nombre de sus titulares, nuestra práctica es que nunca comentamos oficialmente si una determinada persona o banco puede estar implicado en una de nuestras investigaciones", dijo Lauber.

"Si confirmásemos que tuviésemos algo en ese sentido, se comprometerían algunas de nuestras investigaciones. Por eso somos muy prudentes", añadió.

 
Suiza está cooperando con España ante la solicitud de detalles de cuentas bancarias conectadas con el ex tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas en el marco de un caso de corrupción que ha salpicado a la formación en el poder, dijo el miércoles el fiscal general suizo. En la imagen, Bárcenas tras comparecer ante la Fiscalía Anticorrupción en Madrid, el 6 de febrero de 2013. REUTERS/Juan Medina