El PP pierde apoyo electoral en un sondeo del CIS previo al caso Bárcenas

miércoles 6 de febrero de 2013 14:28 CET
 

MADRID (Reuters) - El respaldo electoral al Partido Popular, que hace algo más de un año se hizo con el poder con mayoría absoluta, ha vuelto a caer, según el barómetro del CIS realizado previamente a que estallara el escándalo de corrupción en la formación que hoy gobierna España.

Los profundos recortes y las dificultades económicas por las que atraviesan los ciudadanos siguen pasando factura al PP que, de celebrarse hoy unas elecciones generales, se haría con el 35 por ciento de los votos, frente al 44,6 por ciento que obtuvo en noviembre de 2011, según los datos del CIS difundidos el miércoles.

El Partido Socialista, principal formación de la oposición, ve mejorar levemente sus resultados con un 30,2 por ciento de los sufragios, frente al 28,7 por ciento de los comicios pasados, con lo que la diferencia entre las dos principales fuerzas políticas del país se estrecharía de 12,7 puntos en 2011 a 4,8 puntos a día de hoy.

El sondeo, realizado entre el 4 y el 14 de enero entre 2.483 personas, no refleja el descontento de la ciudadanía ante el llamado caso Bárcenas, que empezó a aparecer en la prensa hace dos semanas a raíz de conocerse que el ex tesorero del PP Luis Bárcenas tenía cuentas millonarias en Suiza.

Además, la Fiscalía Anticorrupción está investigando si Bárcenas realizó pagos irregulares a varios dirigentes del PP, entre ellos el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, procedentes de fondos abonados por empresas principalmente de la construcción.

Aunque Rajoy - en el que el 82 por ciento de los sondeados dijo tener poca o ninguna confianza - ha negado con contundencia las acusaciones, el creciente escándalo probablemente pase más factura al PP entre los ciudadanos, que ya están muy desilusionados con el Gobierno por la gestión de la profunda crisis económica y un desempleo de más del 26 por ciento.

De hecho, el paro y los problemas de índole económica siguen siendo las principales preocupaciones de los ciudadanos, por delante de la política y los partidos en general y la corrupción y el fraude.

Frente a la caída de apoyos del PP, los grupos con menos presencia en el Congreso salen reforzados, como Izquierda Unida, que obtendría un 9,4% de los votos (frente al 7,02% actual) y Unión Progreso y Democracia (UPyD), que lograría un 6,8 por ciento (4,76% hoy).

 
El respaldo electoral al Partido Popular, que hace algo más de un año se hizo con el poder con mayoría absoluta, ha vuelto a caer, según el barómetro del CIS realizado previamente a que estallara el escándalo de corrupción en la formación que hoy gobierna España. En la imagen, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en rueda de prensa en Moncloa el 5 de febrero de 2013. REUTERS/Juan Medina