El alcalde de Acapulco lamenta haber desdeñado la violación de españolas

miércoles 6 de febrero de 2013 11:46 CET
 

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - El alcalde de Acapulco se disculpó el martes por su desdeñosos comentarios sobre la violación de seis turistas españolas a manos de hombres armados, una agresión no frecuente contra extranjeros en la popular localidad turística mexicano hoy en manos de cárteles de la droga.

Las mujeres fueron violadas en la madrugada del lunes, cuando hombres encapuchados entraron en la casa en la playa que habían alquilado y agredieron a sus siete acompañantes masculinos.

Tras el incidente, el alcalde Luis Walton dijo que la violación podía haberse producido en "cualquier lugar del mundo", y añadió que dañaba la imagen del famoso centro vacaciones, uno de los principales destinos turísticos de México.

Sus palabras desataron una tormenta mediática, y su oficina emitió luego un comunicado a través de su web, diciendo que Walton "lamentaba mucho que se hubieran malinterpretado sus comentarios, que no pretendían dañar a las víctimas o minimizar los hechos".

Acapulco es la principal ciudad del estado de Guerrero, que ha visto un incremento de la violencia relacionada con el narcotráfico, lo que ha llevado a algunos residentes desesperados de ciudades pequeñas a formar patrullas ciudadanas.

Camiones policiales con agentes fuertemente armados patrullan la ciudad, que en sus días de gloria era un imán para las estrellas cinematográficas de Hollywood, pero que el año pasado fue la capital de los asesinatos del país.

Durante el suceso, que está siendo investigado por una unidad especial de delitos sexuales, los asaltantes también robaron ordenadores portátiles, cámaras, teléfonos y unos 700 dólares en efectivo, según la oficina local de la fiscalía general.

Las autoridades no han identificado a los sospechosos y dicen que las víctimas están en situación estable.

 
El alcalde de Acapulco se disculpó el martes por su desdeñosos comentarios sobre la violación de seis turistas españolas a manos de hombres armados, una agresión no frecuente contra extranjeros en la popular localidad turística mexicano hoy en manos de cárteles de la droga. En la imagen, un agente de policía acordona la zona próxima a la casa donde fueron violadas las seis mujeres españolas, el 5 de febrero de 2013 en Acapulco. REUTERS/Jacobo Garcia